Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Seguridad y Prevención
Tamaño del texto
Facebook Twitter Google + Pinterest

La vacuna antineumocócica conjugada: Lo que usted necesita saber

¿Por qué vacunarse?

La vacuna puede proteger a los niños y a los adultos de la enfermedad por neumococo.

La enfermedad por neumococo es causada por una bacteria que se transmite de persona a persona a través del contacto cercano. Puede causar infecciones del oído y también puede conllevar a infecciones más graves de:

  • Los pulmones (neumonía)
  • La sangre (bacteriemia) y
  • Tejidos que cubren el cerebro y la espina dorsal (meningitis)

La neumonía por neumococo es más común en los adultos. La meningitis por neumococo puede causar sordera y daño cerebral y maa a 1 de cada 10 niños que la contraen.

Cualquier persona puede contraer la enfermedad por neumococo, pero los niños menores de 2 años y los adultos mayores de 65 años, personas con afecciones médicas y personas que fuman corren el riesgo más alto.

Antes del uso rutinario de la vacuna antineumocócica conjugada las infecciones neumocócicas causaban:

  • Más de 700 casos de meningitis
  • 13,000 infecciones de la sangre
  • Unos 5 millones de infecciones de los oídos
  • Unas 200 muertes cada año en niños menores de cinco años de edad en Estados Unidos.

Cerca de 18.000 personas mayores mueren debido a la enfermedad por neumococo todos los años en los Estados Unidos.

Las infecciones neumocócicas podrían ser difíciles de tratar porque algunos tipos de la bacteria han pasado a ser resistentes a los medicamentos que se usan para tratarlas. Esto hace la prevención de las infecciones neumocócicas por medio de la vacunación aún más importante.

La vacuna antineumocócica conjugada (PCV13)

La vacuna antineumocócica conjugada (PCV13) protege contra 13 tipos  bacterias neumocócicas.

La PCV13 se aplica rutinariamente a los niños de 2, 4 , 6, 12 a 15 meses de edad. También se le recomienda a los niños y adultos de 1 a 64 años de edad con ciertos problemas de salud, y para todos los adultos mayores de 65 años de edad. Su médico le puede dar más detalles al respecto.

Algunos niños no deben vacunarse con la PCV13 o deben esperar

Los niños que tuvieron una reacción alérgica seria (que puso sus vidas en peligro) a una dosis anterior de esta vacuna, a la PCV7 o a cualquier otra vacuna que contenga toxoide de difteria (como la DTaP, por ejemplo) no se deben vacunar con la PCV13.

Los niños que se sabe que tienen una reacción alérgica grave a cualquier componente de la PCV7 o la PCV13 no se deben vacunar con la PCV13. Dígale a su profesional de la salud si su hijo tiene alergias graves.

Los niños con enfermedades menores, como un resfriado, se pueden vacunar. Pero los niños que están moderadamente o muy enfermos por lo general deben esperar hasta recuperarse antes de vacunarse.

¿Cuáles son los riesgos de la PCV13?

Todos los medicamentos, incluyendo una vacuna, podrían causar un problema serio, como una reacción alérgica grave. Sin embargo, el riesgo de que una vacuna cause un daño serio, o la muerte, es sumamente pequeño.

En estudios, la mayoría de las reacciones después de la PCV13 fueron leves. Fueron similares a las reacciones que se informaron después de la PCV7, que ha estado en uso desde 2000. Las reacciones que se informaron variaron por dosis y edad, pero en promedio:

  • Cerca de la mitad de los niños estuvieron adormilados después de vacunarse, tuvieron una pérdida temporal del apetito o tuvieron enrojecimiento o molestia en el lugar donde se aplicó la inyección.
  • Cerca de 1 de cada 3 tuvo hinchazón en el lugar donde se aplicó la inyección.
  • Cerca de 1 de cada 3 tuvo fiebre leve y cerca de 1 de cada 20 tuvo fiebre más alta (de más de 102.2°F).
  • Hasta 8 de cada 10 estuvieron molestos o irritables.

Los adultos han reportado dolor, enrojecimiento e inflamación en el lugar donde se les aplicó la vacuna; también fiebre leve, fatiga, escalofríos, dolor de cabeza y dolor muscular.

Los niños que se les aplica la vacuna PCV13 al mismo tiempo que la vacuna antigripal inactivada también pueden tener un riesgo mayor de sufrir convulsiones causadas por la fiebre. Consulte con su médico apra más información

Problemas que se pueden presentar después de la vacuna:

  • Algunas personas se desmayan después de un procedimiento médico, incluyendo la vacunación. Se recomienda sentarse o recostarse por 15 minutos para ayudar a prevenir los desmayos y las lesiones que puede causar una caída. Comuníquele al doctor si se siente mareada, o tiene cambios en la visión, o un zumbido/pitido en los oídos.
  • Algunos niños mayores y adultos sufren un dolor severo en el hombro y tienen dificultad para mover el brazo donde se les aplicó la vacuna. Esto más muy rara vez.
  • Cualquier medicamento puede causar una reacción alérgica severa. Estas reacciones a las vacunas son muy raras, se estima que se presenta una de cada millón de dosis y puede pasar algunos minutos o varias horas después de la vacunación.

Como es el caso de caulquier medicamento, existe una muy pequeña posibilidad de que la vacuna cause una lesión seria e incluso la muerte.

La seguridad de las vacunas está continuamente bajo supervisión. Para más información visite los Centros de Control y Prevención de Enfermedades, CDC.

¿Qué pasa si hay una reacción grave?

¿A qué debo prestar atención?

  • Cualquier cosa que lo inquiete, como señales de una reacción alérgica severa, una fiebre muy alta o comportamiento inusual.
  • Las señales de una reacción alérgica severa pueden incluir: urticaria, inflamación de la cara y la garganta, dificultad para respirar, latidos rápidos del corazón,, mareos y debilidad, por lo general se presentan de unos minutos a varias horas después de la aplicación de la vacuna.

¿Qué debo hacer?

  • Si usted cree que ha sufrido una reacción alérgica grave o cualquier otra emergencia que no puede esperar, llame al 911 o lleve a la persona a un hospital cercano. Si no es el caso, llame a su médico.
  • Las reacciones deben ser informadas al Sistema para Reportar Eventos Adversos a una Vacuna (VAERS). Su médico debe completar el informe, o usted puede hacerlo en el sitio web de VAERS: www.vaers.hhs.gov  (en inglés) o puede llamar al: 1-800-822-7967.

VAERS no proporciona consejos médicos.

Programa Nacional de Compensación por Lesiones Causadas por las Vacunas

El Programa Nacional de Compensación por Lesiones Causadas por las Vacunas (VICP) fue creado en 1986.

Las personas que creen que pudieron haber sido lesionadas por una vacuna pueden presentar un reclamo ante el VICP llamando al 1-800-338-2382 o visitando su sitio Web en http://www.hrsa.gov/vaccinecompensation.

¿Cómo puedo obtener más información?

  • Consulte con su profesional de la salud. Le puede dar el folleto de información que viene con la vacuna o sugerirle otras fuentes de información.
  • Llame al departamento de salud local o estatal.
  • Comuníquese con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC):

Hoja de información sobre vacunas (provisional) PCV13 2/27/2013

Última actualización
2/27/2016
Fuente
U.S. Department of Health & Human Services Centers for Disease Control and Prevention: Vaccine Information Statement
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Facebook Twitter Google + Pinterest