Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Problemas de salud
Tamaño del texto

Infecciones por adenovirus en bebés y niños

Por William R. Otto, MD, FAAP

Los adenovirus son un grupo de virus que pueden causar muchos tipos diferentes de infecciones. Actualmente, se han identificado más de 50 adenovirus diferentes. Las infecciones por adenovirus ocurren durante todo el año.

¿Cómo y dónde se propagan los adenovirus?

Los adenovirus se transmiten principalmente por contacto de persona a persona, gotitas respiratorias y por contacto con superficies contaminadas. Pueden causar infecciones en personas de todas las edades, pero estas infecciones son más comunes en niños menores de 5 años.

Los niños pequeños, especialmente si están en la guardería, tienen más probabilidades de entrar en contacto con niños infectados. Los niños de esta edad también son más propensos a llevarse artículos a la boca y es menos probable que practiquen un buen lavado de manos. También se han producido brotes de virus en escuelas, campamentos de verano o en piscinas contaminadas.

Una vez que un niño está expuesto al adenovirus, hay un período de incubación de dos días a dos semanas antes de que comiencen los síntomas.

¿Cuáles son los síntomas de las infecciones por adenovirus?

Muy a menudo, se desarrolla una infección por adenovirus en el tracto respiratorio. Cuando esto sucede, los síntomas de la infección suelen ser similares a los del resfriado común.

Los niños suelen tener fiebre alta, que puede durar varios días. Los niños pueden tener secreción nasal o congestión, y algunos niños pueden desarrollar una infección de oído. Algunos niños tendrán infecciones respiratorias como bronquiolitis o neumonía. El dolor de garganta es otro síntoma común. Los niños también pueden desarrollar síntomas de inflamación de los ojos, que también se llama conjuntivitis.

Algunas cepas de adenovirus causarán infecciones en el estómago y el tracto gastrointestinal. Esto puede provocar diarrea, calambres abdominales y otros síntomas de gastroenteritis. Otros pueden tener una infección de la vejiga, lo que provocará dolor al orinar y sangre en la orina. En los niños que han recibido un trasplante de órganos o que tienen problemas con su sistema inmunitario, los adenovirus pueden causar una infección grave e intensa.

¿Cuándo debe llamar a su médico?

Debe llamar a su médico si alguna vez tiene inquietudes sobre la enfermedad de su hijo. Los aspectos importantes a tener en cuenta con las infecciones por adenovirus incluyen:

  • Fiebre, particularmente fiebre mayor a 104°F (40°C) o fiebre por más de cinco días.

  • Respiración dificultosa

  • Síntomas de deshidratación (menos de tres pañales mojados en un período de 24 horas)

  • Disminución de la actividad y el estado de alerta

  • Falta de sueño o irritabilidad, dolor en el pecho, jalarse de las orejas o supuración de las orejas

¿Cómo diagnostican los médicos la infección por adenovirus?

Su médico puede realizar un hisopado de la nariz de su hijo para enviar pruebas especiales en busca de virus. Las pruebas también se pueden realizar en muestras de sangre, heces u orina. No existe un medicamento específico para tratar los adenovirus y la mayoría de los niños se recuperan, por lo que estas pruebas pueden no ser necesarias.

¿Qé sabemos del adenovirus y la hepatitis?

Desde el otoño de 2021, se han notificado casos graves de hepatitis (hígado inflamado) en niños de varias partes de los EE. UU. La mayoría de los niños con hepatitis tenían 5 años o menos. Sus síntomas incluían enfermedad gastrointestinal, daño hepático e insuficiencia hepática. Casi la mitad de los niños con hepatitis también tenían adenovirus. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) están analizando de cerca los informes para averiguar si la hepatitis grave está relacionada con el adenovirus. Si su hijo tiene hepatitis, su pediatra puede hacerle una prueba para descartar una posible infección por adenovirus asociada con la hepatitis.

¿Existen tratamientos para las infecciones por adenovirus?

No existe un tratamiento médico específico para las infecciones por adenovirus y los antibióticos no funcionan con los adenovirus. No hay pruebas sólidas de que los medicamentos antivirales funcionen con las infecciones por adenovirus en niños con sistemas inmunitarios normales.

¿Qué puede hacer para que su hijo se sienta mejor?

¡No siempre se necesita tratamiento! Si los síntomas de su hijo no le molestan, es posible que no necesite medicamentos o remedios caseros. Recuerde, la fiebre ayuda al sistema inmunitario de su cuerpo a combatir las infecciones, por lo que solo trate la fiebre si le causa molestias a su hijo. Si su hijo tiene problemas para dormir o tiene síntomas molestos (fiebre mayor de 102°F (38.8°C), dolor de garganta severo o tos seca), entonces está justificado tratar sus síntomas.

Puede hacer lo que haría con cualquier resfriado fuerte, incluida la succión con solución salina nasal para permitir una mejor respiración y alimentación. Un humidificador podría ayudar a disolver la mucosidad y permitir que su hijo respire mejor.

Asegúrese de que su hijo pueda descansar y beber mucho líquido. A veces, su hijo no querrá comer cuando se sienta enfermo, pero es importante que beba suficiente cantidad de líquidos para mantenerse hidratado. Si su hijo todavía se siente mal, el acetaminofeno o el ibuprofeno (si su hijo es mayor de seis meses) pueden ayudar con la fiebre. No le dé aspirina a su hijo. Hable con el médico de su hijo antes de darle medicamentos para la tos y el resfriado de venta libre.

La mayoría de las infecciones son leves y los niños mejoran con cuidados que ayuden a aliviar los síntomas. Sin embargo, algunos niños tendrán una infección grave y deberán ser ingresados en el hospital.

¿Cómo puede proteger a sus hijos de las infecciones por adenovirus?

¡Lávese las manos! Un buen lavado de manos es lo más importante cuando se trata de prevenir las infecciones por adenovirus. También es importante limpiar y desinfectar los juguetes y otros objetos, porque los adenovirus pueden sobrevivir durante mucho tiempo en las superficies. No existe una vacuna disponible para prevenir las infecciones por adenovirus en los niños.

Más información

Sobre el Dr. Otto

El Dr. William R. Otto, MD, FAAP, es pediatra certificado por la Junta y especialista en Enfermedades Infecciosas en el Children's Hospital of Philadelphia. Es miembro del Grupo de Pennsylvania de la Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics) y enlace de formación en la especialidad del Comité Ejecutivo de la Sección de Enfermedades Infecciosas.

Última actualización
8/29/2022
Fuente
American Academy of Pediatrics Section on Infectious Diseases (Copyright © 2021)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos