Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Consejos y Herramientas

Pregunta

¿Cuál es la mejor forma de proteger la piel de los niños de las quemaduras solares?

Sheilagh M. Maguiness, MD, FAAD, FAAP

Respuesta

Como dermatóloga pediátrica, sé cuán importante es proteger la delicada piel de los niños de los fuertes rayos del sol. Como madre de dos varones, también sé cuán desafiante puede ser aplicar protector solar en niños inquietos cada dos horas. Ayuda saber que el protector solar solamente es una de las varias herramientas que puede usar en conjunto para prevenir las quemaduras en todos esos días increíblemente soleados de verano.

Cubra a los niños​​​ para obtener protección UV

La ropa que protege contra el sol, por ejemplo, es otra forma de ayudar a proteger contra las quemaduras solares. Especialmente para los niños más pequeños, puede ser más fácil mantenerlos cubiertos que depender de aplicarles la cantidad adecuada de protector solar en la piel, sobre todo cuando están al aire libre durante largos períodos. Hoy existen muchas opciones de factor de protección solar (sun protection factor, SPF) o factor de protección ultravioleta (ultraviolet protection factor, UPF) livianas, como sombreros, camisas, pantalones y trajes de baño. La mayoría se clasifica con un UPF de 50.

Cuando no pueda disponer de ropa de protección solar, vista a su hijo con prendas de trama cerrada. Esto protegerá mejor a su hijo que las prendas con una trama más abierta, que no bloquea tanto el sol. Si no está seguro de cuán cerrada es la trama de una tela, sosténgala para ver la cantidad de luz que pasa a través de ella. Cuanta menos luz pase, mejor.

En el caso de los sombreros, escoja uno con un ala de 3 pulgadas alrededor para proteger la cara, las orejas y el cuello. Cuando su hijo tenga aproximadamente 6 meses, los anteojos de sol pueden servir para proteger los ojos del sol. Busque anteojos de sol de tamaño juvenil con protección UV de al menos 99%.

Horas pico de luz solar y cuá​ndo buscar la sombra

Cuando el índice UV (en inglés) es más alto, entre las 11:00 a. m. y las 4:00 p. m., intente buscar sombra bajo un árbol, una sombrilla o la cubierta del cochecito. Es muy importante, en la medida de lo posible, mantener alejados a los bebés menores de 6 meses de la luz del sol directa.

También puede consultar el índice UV en su teléfono inteligente para decidir cuánta protección solar necesita. Solo abra su aplicación meteorológica y busque el número del índice UV, si es 3 o más, usted y sus hijos necesitan una protección completa para la luz solar. Si sus niños más grandes se quejan, dígales que se pueden quitar el traje de dos piezas o la camiseta/el protector solar bien temprano a la mañana o después de las 4:00 p. m., cuando el índice es más bajo.

No olvide que la piel puede quemarse incluso en días nublados, ya que hasta el 80% de los rayos UV solares pueden atravesar las nubes. Además, los rayos UV pueden rebotar en el agua, la arena, la nieve y el cemento, así que asegúrese de que su hijo esté protegido también cuando esté nublado.

Lo que debe saber sobre el p​rotector solar

Durante los últimos años ha habido mucha información nueva e incluso un poco de controversia en torno a los ingredientes del protector solar. También ha habido muchos protectores solares retirados del mercado del consumidor debido a preocupaciones relacionadas con la contaminación. Todo esto ha dado lugar a que los padres se cuestionen cuáles son las opciones más seguras.

Protectores solares mine​rales

Generalmente recomiendo que los padres elijan protectores solares que contengan óxido de zinc y dióxido de titanio. Estos son ingredientes minerales muy conocidos y por lo general reconocidos como seguros y eficaces (GRASE) por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés). Ambos productos son de amplio espectro, lo que significa que bloquean tanto los rayos UVA como los UVB, y son una gran opción para niños y bebés. El óxido de zinc y el dióxido de titanio deben estar claramente indicados en la etiqueta como “ingredientes activos". Un protector solar a base de óxido de zinc, con una concentración del 20% o superior, ofrecería gran protección para las zonas del cuerpo expuestas de los bebés y los niños, ¡y también de los adultos!

¿Protectores solares en barra, loción, crema o aerosol?

Para bebés y niños pequeños, los protectores solares minerales que contienen al menos un 20% de óxido de zinc son una opción magnífica. Los protectores solares en barra son fáciles de aplicar en la cara y en las manos (y no olvide las orejas y el cuello, ¡esas zonas con frecuencia se pasan por alto!). Esta es una forma menos complicada de aplicar el protector solar y no hay líquido ni loción que ingrese a los ojos del bebé y cause irritación.

Para los niños mayores, una crema o loción de base mineral, también con un 15 a 20% de óxido de zinc, es una gran opción. Ahora hay muchas en el mercado que se frotan muy bien, pero algunas siguen teniendo un tinte blanquecino. Esto puede ser un problema, sobre todo para las personas de color. Por suerte, hay empresas que ofrecen versiones con color para la cara que pueden corregir esa apariencia fantasmal. También recomiendo elegir una fórmula sin perfume e hipoalergénica para evitar posibles irritaciones de la piel.

En cuanto a los protectores solares en aerosol, aquí es donde las cosas pueden complicarse. Los protectores solares en aerosol suelen fabricarse con ingredientes químicos (lea más a continuación). También contienen productos químicos propulsores, que irritan y los bebés y los niños no deben inhalar. En el verano de 2021, se retiraron varios protectores solares por problemas de contaminación. La mayoría eran protectores solares en aerosol. Considero que esta es otra razón para elegir una crema que contenga óxido de zinc ante cualquier duda.

Cualquiera de los tipos de p​​rotector solar es mejor que no usar nada

Para la piel expuesta en días soleados, usar cualquier protector solar es mejor que ninguno. Sin embargo, estudios recientes han demostrado que algunas de las sustancias químicas habituales que contienen los protectores solares (como la oxibenzona, la avobenzona, el homosalato y varias otras) se pueden absorber a través de la piel y encontrarse en la sangre y los fluidos corporales incluso después de una sola aplicación. Esto hizo que la FDA introdujera algunos camb​ios en los protectores solares que aceptan como GRASE.

Según la FDA, muchos de los ingredientes químicos de los protectores solares podrían precisar más información sobre los posibles efectos de la absorción. Sin embargo, todo esto se tiene que compensar con el riesgo de sufrir una quemadura solar, ya que incluso una quemadura solar grave aumenta el riesgo de que un niño sufra cáncer de piel en el futuro.

Cuánto pro​​tector so​​lar debe usar

Considere que se necesita una onza completa (imagine un vaso pequeño lleno) de protector solar para cubrir por completo el cuerpo de un adulto. Eso equivale a aproximadamente a dos miligramos de protector solar por centímetro cuadrado de piel. Los niños pequeños pueden necesitar solo la mitad de esa cantidad, pero puede ser un desafío que permanezcan quietos el tiempo suficiente para que usted les aplique una buena capa. El protector solar en barra puede ser más fácil de usar en zonas como la cara. Con su ayuda, puede que incluso quieran “que les haga un dibujo" con el protector solar.

¿Con qué frecuencia ​debe volver a aplicar protector solar?

Independientemente del tipo de protector solar que use, vuelva a aplicarlo cada dos horas y después de nadar. Debe hacerlo incluso si la etiqueta dice que es resistente al agua, porque no existen fórmulas que realmente resistan al agua.

Recuerde

Aproximadamente un cuarto de la exposición al sol durante toda la vida se produce durante la infancia y la adolescencia. Los niños pasan mucho tiempo al aire libre, sobre todo en verano, por lo que es importante desarrollar hábitos seguros para protegerse del sol que no impliquen renunciar a la diversión de los juegos​ al aire libre. Si tiene alguna pregunta sobre la piel de su hijo, hable con su pediatra.​

Más información​​

Sheilagh M. Maguiness, MD, FAAD, FAAP

​​Sheilagh M. Maguiness, MD, FAAD, FAAP, es miembro del Comité Ejecutivo de la sección de Dermatología de la American Academy of Pediatrics (AAP) y es presidenta del Subcomité de Educación de la Sección de Dermatología de la AAP. Es profesora titular de Dermatología y Pediatría en la University of Minnesota.

Última actualización
6/27/2022
Fuente
American Academy of Pediatrics Section on Dermatology (Copyright © 2022)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos