Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Seguridad y Prevención
Tamaño del texto

¿Qué es lo más reciente sobre la influenza? Un mensaje para los encargados del cuidado de los niños y para los maestros

Continúa la actividad alta de influenza (gripe) en los Estados Unidos. Esta temporada de influenza empezó temprano y puede continuar por más tiempo. Esta temporada de influenza es considerablemente peligrosa para los niños y 78 niños han fallecido hasta el momento. NO es demasiado tarde para hacerse vacunar contra la influenza, que protege contra 14 virus de influenza que se esperan sean los más comunes en esta temporada de influenza en los Estados Unidos.

La American Academy of Pediatrics (AAP) y los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) recomiendan que todas las personas de 6 meses de edad en adelante sean vacunadas contra la influenza todos los años. Los niños menores de 5 años, especialmente los menores de 2, y los niños con ciertas afecciones médicas, corren un riesgo mayor de hospitalización y de sufrir complicaciones de la influenza (gripe). Es muy importante que reciban la vacuna contra la influenza ahora, si todavía no han sido vacunados. ¿Puede determinar cuáles niños no han sido vacunados? Si puede, hable con los padres/tutores de su programa sobre la importancia de vacunarse contra la influenza.

Tenga presente que los síntomas del coronavirus son parecidos a los síntomas de la influenza (fiebre, tos, dificultad para respirar).  Siga estas estrategias para prevenir la propagación de los gérmenes y reducir las infecciones.

Documentación

¿Tiene su programa un mecanismo para saber quién ha sido vacunado contra la influenza estacional? De acuerdo con el manual de la AAP, "Cómo cuidad de nuestros niños" (en inglés), se debe mantener documentación al día en los archivos sobre las personas que han sido vacunadas contra la influenza. Si todavía no ha implementado esta medida, considere activarla ahora. Vea los recursos y estándares relevantes sobre la vacunación contra la influenza en niños y cuidadores, así como información para su prevención.

Objetivos prioritarios para la educación

Existen medidas que usted puede tomar para ayudar a reducir el riesgo de la influenza y sus complicaciones. Como un colaborador/socio de confianza del cuidado de los niños, las familias buscan su guía para la protección de los niños. Comparta la siguiente información:

  • Los niños menores de 6 meses son muy jóvenes para recibir la vacuna contra la influenza. La estrategia capullo o la vacunación de miembros de la familia/cuidadores que pasan tiempo con estos niños es una forma importante para protegerlos.

  • Los niños que cumplen sus 6 meses durante la temporada de influenza algunas veces no son vacunados o no reciben su segunda dosis. Revise los registros de los niños para asegurarse de que sean vacunados, si no, haga un seguimiento.

  • Las profesionales del cuidado infantil pueden estar embarazadas y exponerse más a los virus en el trabajo. Es más probable que la influenza cause enfermedades graves en las mujeres embarazadas. Los CDC recomiendan que las mujeres embarazadas se vacunen contra la influenza en cualquier trimestre de su embarazo (si no han sido ya vacunadas contra la influenza de temporada) para protegerse a sí mismas y a sus bebés. Vacunar a las mujeres embarazadas durante la temporada de influenza es crítico para ayudar a proteger a sus recién nacidos contra la influenza en los primeros meses de vida después del parto cuando no se les puede vacunar. Asegúrese de que los miembros de su personal que están embarazadas sean vacunadas.

  • Los medicamentos antivíricos son medicamentos recetados que pueden ser utilizados para tratar la influenza. Pueden acortar la duración de la influenza en la persona afectada, haciéndola más leve, y puede prevenir complicaciones serias. Estos medicamentos funcionan mejor cuando se empiezan a tomar durante los primeros dos días del comienzo de la enfermedad, y pueden ser utilizados para tratar la influenza en los niños de todas las edades y las mujeres embarazadas. Recomiéndeles a sus familias hablar con el pediatra del niño de inmediato si presentan síntomas parecidos a los de la influenza.

  • Un error común es pensar que los niños que son alérgicos al huevo no pueden ser vacunados contra la influenza. En realidad, es seguro para los niños con alergias al huevo ser vacunados contra la influenza. Difunda este mensaje a todos.

Revise sus políticas y procedimientos para el control de las infecciones.

Con la actividad de la influenza generalizada, puede ser difícil contener la propagación de los virus de la influenza y de otros gérmenes. Las políticas para el control de la infección en un centro de cuidado infantil o en un hogar pueden ayudar a limitar la propagación de la influenza. Elabore un plan de guía para excluir a los niños y los cuidadores que tienen síntomas de enfermedades respiratorias (tos, goteo nasal o dolor de garganta) y fiebre. Para reducir la propagación de enfermedades infecciosas, implemente acciones preventivas tales como el "protocolo respiratorio": lavarse las manos, la limpieza y desinfección.

​Información adicional:

Este mensaje está respaldado en parte por el Acuerdo Cooperativo Número 5NU38OT000282-02-00, financiado por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Su contenido es de responsabilidad exclusiva de los autores y no necesariamente representan las opiniones oficiales de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades o el Departamento de Salud y Servicios Humanos.

Última actualización
3/9/2020
Fuente
American Academy of Pediatrics (Copyright © 2020)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos