Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Seguridad y Prevención
Tamaño del texto

El uso de medicamentos de venta libre con su hijo

"De venta libre" (over-the-counter, OTC) significa que puede comprar el medicamento sin la receta de un médico. ¡Pero tenga cuidado! Los medicamentos OTC pueden ser peligrosos si no se toman correctamente. Hable con el médico de su hijo antes de darle a su hijo cualquier medicamento, especialmente la primera vez.

Todos los medicamentos OTC tienen el mismo tipo de etiqueta. La etiqueta proporciona información importante sobre el medicamento. Dice para qué es, cómo usarlo, qué contiene y a qué debe prestarle atención. Observe la caja o el frasco donde dice "Información sobre el fármaco".

Lea la etiqueta

Revise la tabla de la etiqueta para ver la cantidad de medicamento que debe administrar. Si sabe el peso de su hijo, use eso primero. ¡Solo recuerde que el peso de su hijo en kilogramos (kg) es diferente del peso de su hijo en libras (lbs)!

Kilogramos (kg)
Libras (lbs)
1
2.2
5
11
1022
15
33
20
44


Si no sabe el peso de su hijo, guíese por su edad. Revise la etiqueta para asegurarse de que sea seguro para niños menores de 6 años. Si no está seguro, pregúntele al médico de su hijo.

Hable con el médico o el farmacéutico

Antes de darle a su hijo cualquier medicamento, asegúrese de saber cómo usarlo.

Preguntas que debe hacer

Qué informarle al médico de su hijo o al farmacéutico

  • Si su hijo está tomando cualquier otro medicamento.

  • Si su hijo tiene problemas para tomar medicamentos.

Llame al médico de inmediato si:

Su hijo vomita mucho o le sale un sarpullido después de tomar cualquier medicamento. Incluso si un medicamento es seguro, su hijo podría ser alérgico a él.

Su hijo podría o no tener efectos secundarios con cualquier medicamento. Asegúrese de informarle al médico si su hijo tiene algún efecto secundario.

Sobre los medicamentos para el dolor y la fiebre

El acetaminofeno (a-ce-ta-mi-no-fe-no) y el ibuprofeno (i-bu-pro-fe-no) ayudan con la fiebre y los dolores de cabeza o los dolores corporales. Tylenol es un nombre comercial del acetaminofeno. Advil y Motrin son nombres comerciales del ibuprofeno. Estos medicamentos también pueden ayudar con el dolor de los golpes o el dolor de una inyección. Pregúntele al médico cuál es el mejor para su hijo.

Tenga en cuenta lo siguiente:

  • Nunca le dé ibuprofeno a un bebé menor de 6 meses.

  • Si su hijo tiene una enfermedad renal, asma, una úlcera u otra enfermedad crónica (a largo plazo), consulte con el médico antes de darle ibuprofeno.

  • No le dé acetaminofeno ni ibuprofeno al mismo tiempo que otros medicamentos OTC, a menos que el médico le diga que no hay problema.

Una advertencia con respecto a la aspirina

Nunca le dé aspirina a su hijo a menos que el médico de su hijo le diga que es seguro hacerlo. La aspirina puede causar una enfermedad hepática muy grave llamada síndrome de Reye. Esto es especialmente cierto en los niños que tienen gripe o varicela.

Pregúntele a su farmacéutico acerca de otros medicamentos que pueden contener aspirina. O comuníquese con la Fundación Nacional para el Síndrome de Reye al 1-800-233-7393 o visite www.reyessyndrome.org.

¿Qué ocurre con los medicamentos para la tos y el resfrío?

Los medicamentos de venta libre para la tos o el resfrío no están recomendados para niños menores de 6 años.

También es importante saber que los medicamentos para el resfrío suelen tener más de un medicamento combinado en un mismo frasco. Esto puede incluir medicamentos para la fiebre o el dolor, como el acetaminofeno. Por este motivo, no debe administrar un medicamento para la fiebre o el dolor si ya administró un medicamento para el resfrío que contiene un medicamento para la fiebre o el dolor. Por lo general, lo mejor es administrar un medicamento a la vez.

Otros consejos de seguridad al utilizar medicamentos OTC

  • Utilice la herramienta de dosificación que viene con el medicamento para medir la cantidad de medicamento. Conserve su herramienta junto a su medicamento para que recuerde usarlos juntos.

  • Mantenga los medicamentos en un lugar alto y fuera del alcance y la vista de los niños pequeños. De esa manera no los tomarán cuando no esté mirando.

  • Lleve un registro para controlar las veces que le dio el medicamento a su hijo. Esto es especialmente útil cuando más de una persona cuida a un niño. ¡Es fácil administrar accidentalmente una dosis doble de medicamento! Trabaje con otros cuidadores para planificar cómo controlará los medicamentos que se administran, qué cantidad se administró y cuándo.

  • Revise la etiqueta del medicamento y lea las fechas de vencimiento. La fecha de vencimiento es la fecha después de la cual ya no debe usarse el medicamento. Es posible que los medicamentos vencidos no funcionen tan bien y puedan causarle daño a su hijo.

Qué hacer en caso de intoxicación

Puede llamar al Centro de Intoxicaciones en cualquier estado al 1-800-222-1222 en cualquier momento del día o la noche.

En caso de duda, llame al Centro de Intoxicaciones

A veces, los padres encuentran que el niño tiene algo en la boca. O los padres pueden encontrar al niño con un frasco de medicamento abierto. El Centro de Intoxicaciones puede ayudarle a averiguar si esto podría hacerle daño a su hijo. No espere a que su hijo esté enfermo para llamar al Centro de Intoxicaciones.

Llame inmediatamente al 911 o a su número local para emergencias si su hijo:

  • Se desmayó y no puede despertarse

  • Tiene mucha dificultad para respirar

  • Se retuerce o tiembla descontroladamente

  • Actúa de manera muy extraña

No use jarabe de ipecacuana

Si tiene jarabe de ipecacuana en su casa, arrójelo al inodoro y deseche el frasco. Hace varios años, la gente usaba jarabe de ipecacuana para hacer que los niños vomitaran si tragaban veneno. Ahora sabemos que no se debe hacer vomitar a los niños.

Última actualización
11/9/2021
Fuente
American Academy of Pediatrics Council on Quality Improvement and Patient Safety (Copyright © 2021)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos