Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Edades y Etapas
Tamaño del texto

Tratamientos y pruebas que tal vez no necesite su bebé prematuro en el hospital

Los bebés prematuros a menudo necesitan pruebas o tratamientos en el hospital. Algunas pruebas y tratamientos tienen efectos secundarios y suponen riesgos. Es importante que a su bebé sólo le hagan los necesarios.

A continuación, se incluyen algunas pruebas y tratamientos comunes que probablemente su bebé no necesite.

Medicamento para la acidez estomacal para bebés prematuros.

Los bebés prematuros pueden dejar de respirar de 15 a 20 segundos por vez mientras duermen. Estas pausas en la respiración tienden a desaparecer a medida que el bebé se desarrolla.

En estos casos, los médicos dan a estos bebés medicamentos para la acidez estomacal. Esto lo hacen porque muchos bebés podrían tener reflujo ("regurgitaciones"). Los médicos solían pensar que el reflujo empeoraba el problema respiratorio. Pero hay poca evidencia de que los medicamentos para la acidez estomacal ayuden. De hecho, el medicamento podría ser nocivo para los recién nacidos.

Antibióticos para bebés sin infecciones.

Cuando los recién nacidos corren riesgo de sufrir una infección, puede que los médicos les den antibióticos de inmediato, antes de saber si el bebé en efecto tiene la infección. Los médicos hacen esto porque los resultados de los análisis de sangre pueden tardar hasta 2 días y es mejor tomar precauciones para estar tranquilos.

El problema es que algunos bebés reciben antibióticos durante mucho tiempo, aún cuando los análisis de sangre son negativos y el bebé se mantuvo en buena salud. En este caso, los antibióticos no ayudan a su bebé. Además, el uso de antibióticos a largo plazo en bebés prematuros puede causar problemas graves, incluso la muerte.

Entonces, pregunte a su médico si su bebé realmente necesita seguir tomando los antibióticos.

Neumogramas antes de dar de alta de los bebés.

La mayoría de los bebés prematuros dejan de tener pausas en la respiración cuando alcanzan el nivel de desarrollo de un bebé nacido a término. De no ser así, algunos médicos indican que le hagan un neumograma. Esta es una prueba que registra la respiración, la frecuencia cardíaca y el nivel de oxígeno de un bebé durante el sueño. En algunos casos, esta prueba podría resultar útil.

Pero no ayuda a evitar problemas respiratorios peligrosos en recién nacidos prematuros. Y puede resultar en más pruebas y preocupaciones innecesarias para los padres.

Radiografías diarias a bebés prematuros.

Algunos bebés prematuros necesitan sondas (tubos) respiratorias y algunos necesitan catéteres. Los catéteres son sondas que se introducen en una vena para administrar medicamentos, alimentos y líquidos.

De vez en cuando, el hospital toma una radiografía para asegurarse de que no se haya movido la sonda. Pero los bebés no deben ser sometidos a estas radiografías todos los días.

  • No hay ninguna evidencia de que una radiografía diaria ayude a evitar ningún problema.

  • Las radiografías diarias aplican radiación innecesaria. Esto podría aumentar el riesgo de cáncer, en especial en los bebés.

IRM cerebrales antes de dar de alta a los bebés.

Los bebés prematuros corren riesgo de tener problemas de desarrollo cerebral. Algunos médicos controlan estos problemas antes de dar de alta al bebé. Algunos tal vez lo hagan con una imagen de resonancia magnética (IRM), una prueba que toma fotos detalladas del cerebro. Pero:

  • Una IRM en realidad no puede predecir cómo se desarrollará el cerebro de su hijo en el transcurso del tiempo, en especial si los resultados de la prueba son anormales.

Los problemas de desarrollo cerebral se pueden identificar durante pruebas de rutina en el consultorio del pediatra.

Nota del editor: La Sección de Pediatría Perinatal de la American Academy of Pediatrics (AAP) publicó una lista de pruebas o tratamientos específicos que suelen hacerse a los recién nacidos pero que no siempre son necesarios como parte de la campaña Choosing Wisely® (Elecciones con inteligencia), una iniciativa de la ABIM Foundation. Se identificaron estas pruebas y tratamientos comunes; la lista completa (en inglés) ofrece más detalles sobre las razones para prestar más atención a cada punto y menciona evidencias relacionadas con cada recomendación.

Información adicional:

 

Última actualización
4/9/2018
Fuente
© 2016 Consumer Reports. Developed in cooperation with the American Academy of Pediatrics Section on Neonatal-Perinatal Medicine.
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos