Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Problemas de salud
Tamaño del texto

Seguridad en las escuelas durante la pandemia de COVID-19

Al comienzo de la pandemia de COVID-19, el mundo de los estudiantes se puso patas arriba. Las escuelas cerraron sus puertas a medida que el virus se propagaba rápidamente por las comunidades. Desde entonces, hemos aprendido mucho.

Una de las lecciones más importantes: los estudiantes aprenden mejor en persona y muchos también están expuestos a relaciones vitales, recursos y otras experiencias que necesitan para prosperar en la escuela.

Para este año escolar, la American Academy of Pediatrics (AAP) recomienda a las familias a hacer de la asistencia una prioridad para sus hijos.

Un estudio reciente concluyó que para todos los estudiantes, los puntajes en lectura y matemáticas son más bajos este año que en 2020. Los puntajes fueron peores entre los estudiantes que tenían dificultades antes de la pandemia de COVID. La asistencia diaria puede tener un gran impacto en el éxito a largo plazo y la buena salud.

Siga leyendo para conocer las formas de mantener a su niño o adolescente sano y en la escuela.

Vacunas y refuerzos

La AAP recomienda la vacunación contra el COVID para todas las personas a partir de los 6 meses de edad. Los niños que están completamente vacunados tienen un riesgo mucho menor de faltar a la escuela por estar enfermos con COVID-19. Los niños completamente vacunados no tienen que pasar más tiempo lejos del aprendizaje, las amistades, los deportes y otras actividades.

Recuerde que las personas completamente vacunadas aún pueden infectarse y transmitir el virus a otros, pero de manera menor que si no estuvieran vacunadas. Si su niño o adolescente se ha recuperado del COVID, aún debe recibir la vacuna para reducir el riesgo de volver a enfermarse.

Su niño o adolescente debe estar al día con todas las vacunas recomendadas, incluidas las vacunas contra la gripe, el VPH, el meningococo, el sarampión y otras. Las vacunas de rutina para niños y adolescentes se pueden administrar con las vacunas contra el COVID-19 o en los días previos y posteriores. Ponerse al día evitará brotes de otras enfermedades que podrían impedir que sus hijos vayan a la escuela. Consulte Regreso a la escuela: consejos para que los niños tengan un año saludable para obtener más información.

Mascarillas faciales, pruebas y quedarse en casa cuando se está enfermo

Las mascarillas siguen siendo una buena idea. Aunque no es obligatorio en muchos distritos escolares, el uso de mascarillas en interiores sigue siendo beneficioso. Las mascarillas ayudan a detener la propagación de COVID y otras infecciones como el resfriado común o la gripe. Es especialmente importante usar barbijos bien ajustados si su hijo no es elegible para la vacuna por razones médicas, está inmunocomprometido, si un miembro de la familia está en alto riesgo, o hay una alta tasa de COVID en su comunidad. Las mascarillas pueden ayudar a proteger a los niños con problemas inmunitarios o discapacidades para que no contraigan el COVID, y que no tengan que faltar a la escuela.

La mayoría de los niños con afecciones médicas pueden usar mascarillas con la práctica, el apoyo y el ejemplo de los adultos. Pregúntele a su pediatra si:

  • Necesita ayuda para elegir una mascarillas o equipo de protección personal que ofrezca el mejor ajuste y comodidad según las necesidades médicas o de desarrollo de un niño.

  • Le preocupa que no pueda usar una mascarilla y desea explorar todas las opciones.

Planificación para brotes. En este momento, están circulando variantes de COVID y otros virus. Las escuelas deben planificar para los brotes que puedan ocurrir. Las personas que tienen síntomas o están en alto riesgo deben hacerse la prueba, siguiendo las pautas de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés). Y si obtiene un resultado negativo en una prueba de antígeno COVID-19 en el hogar, la Administración de Alimentos y Medicamentos recomienda repetir la prueba. Esto se debe a que las pruebas a veces pueden mostrar resultados falsos negativos.

Síntomas del COVID y qué hacer en cada caso:

✅ Si un niño tiene síntomas de COVID en la escuela, debe ser recogido de inmediato para que pueda aislarse.

✅ Mantenga a su hijo en casa y que no vaya a la escuela cuando tenga síntomas para que otros no estén expuestos.

✅ Siga el aislamiento y las precauciones de los CDC para obtener detalles sobre cuándo hacerse la prueba, cuánto tiempo usar una mascarilla y cuándo finalizar el aislamiento.

✅ Si su hijo tuvo COVID en los últimos 90 días, siga las recomendaciones de prueba específicas de los CDC.

Apoyo escolar para estudiantes

Muchas familias se recuperarán de los impactos de la pandemia en los próximos años. Estos son algunos de los apoyos a los que las familias pueden acceder a través de la escuela.

  • Recursos para familias afectadas por la inseguridad habitacional o alimentaria.

  • Acceso a Internet de alta velocidad y dispositivos para completar el trabajo escolar.

  • Apoyo, pruebas y adaptaciones necesarias para estudiantes con un Programa de Educación Individualizada (IEP, por sus siglas en inglés) o condiciones médicas crónicas de alto riesgo.

  • Apoyo y recursos emocionales y conductuales para estudiantes con ansiedad, angustia, pensamientos suicidas y otras necesidades.

Si su hijo necesita apoyo, no dude en hablar con su pediatra y el personal escolar (incluidas las enfermeras escolares). Están allí para ayudarlo a explorar opciones y conectar a su familia con apoyo y recursos.

Información adicional:

Última actualización
9/28/2022
Fuente
American Academy of Pediatrics (Copyright © 2022)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos