Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Consejos y Herramientas
Tamaño del texto

Pregunta

¿Durante el COVID-19, sería más seguro planear un parto en casa en lugar de dar a luz en el hospital?

Kristi L. Watterberg, MD, FAAP

Respuesta

During the COVID-19 pandemic, would it be safer to plan a home birth rather than deliver my baby at a hospital?

No. Basado en la evidencia actual, la American Academy of Pediatrics (AAP) cree que los hospitales y clínicas para partos acreditadas siguen siendo los lugares más seguros para el nacimiento de los niños en los Estados Unidos.

Es fácil de entender por qué a los padres futuros les puede preocupar la idea de ir al hospital para tener un bebé en estos momentos. Muchos hospitales de todo el país están abarrotados con pacientes con COVID-19. También sabemos que a algunos padres les pueden interesar los partos en casa. ​

Sin embargo, la investigación revela que los partos planeados en casa en los Estados Unidos están asociados con un mayor riesgo de muerte del recién nacido (cerca de 1 a 2 muertes de cada 1.000 nacimientos). Los bebés nacidos en casa también pueden correr mayor riesgo de sufrir complicaciones médicas y tener un porcentaje menor en la escala Apgar .

​Aunque la AAP no recomienda los partos en casa, reconoce que algunas mujeres optarán por esta opción. Su nueva declaración de política actualizada, titulada “Cómo brindar atención médica a los bebés nacidos en casa" (en inglés) ofrece una guía para ayudar a proteger a los bebés que nacen en casa.

La guía de la AAP para planear partos en casa

Si está considerando un parto en casa, aquí le ofrecemos algunas recomendaciones de la AAP para tener en cuenta:

  • Conozca su riesgo. Las mujeres con embarazos de bajo riesgo tienen mayor probabilidad de que su parto en casa salga bien. Hable con su médico sobre problemas médicos que puedan incrementar el riesgo de complicaciones.

  • Cuente con proveedores capacitados. Si decide dar a luz en casa, cerciórese de tener dos proveedores certificados presentes en el momento del parto. Estos proveedores deben estar capacitados y tener el equipo necesario para realizar una reanimación completa en el caso de que el bebé necesite ayuda para empezar a respirar. Lo ideal sería que uno sea un médico o partera certificada que practique siguiendo las reglamentaciones del sistema de salud.

  • Esté preparada para ir al hospital si fuera necesario. Las complicaciones se presentan incluso en embarazos de mujeres con bajo riesgo de complicaciones.

​Recuerde, si termina teniendo que ir al hospital para el nacimiento de su niño, esto no es un fracaso del parto en casa. En cambio, lo que está haciendo es alterar sus planes y optar por un mejor resultado para usted y su bebé.

  • ​Tenga en cuenta a qué distancia se encuentra del hospital más cercano. Los partos caseros localizados a más de 15 a 20 minutos de distancia del hospital más cercano tienen un riesgo mayor de complicaciones, incluyendo la muerte del recién nacido.

  • Tenga en cuenta el pronóstico del tiempo ​y cualquier otra dificultad que pueda impedir que lleguen pronto al hospital si se presentara un problema. Por ejemplo, si los servicios de emergencias médicas de su localidad se encuentran al tope debido a la pandemia del COVID-19. Cerciórese de que sus teléfonos funcionan y que tienen buena cobertura.

Después del parto

Así como sucede en el hospital, su bebé necesitará ser monitoreado de cerca. Esto incluye la temperatura del bebé, el ritmo cardíaco, el color de la piel, circulación, respiración, nivel de alerta, tono y actividad. Estos signos vitales deben ser registrados por lo menos cada 30 minutos hasta que su bebé se estabilice por 2 horas.

Existen además otros exámenes y evaluaciones que su bebé necesita en los primeros días después del parto. Cerciórese de hacer una cita para ver a su pediatra en las 24 horas después del nacimiento del bebé y de nuevo a las 48 horas de la primera visita.

Recuerde:

En estos momentos puede parecer miedoso dar a luz en los hospitales, pero recuerde que las salas de maternidad toman todas las precauciones higiénicas necesarias. Además, los hospitales están trabajando para cumplir con las pautas más vigentes para controlar la infección dictadas por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades. Si está interesada en dar a luz en su hogar, hable con su médico sobre lo que necesita para hacer que esta experiencia sea lo más segura posible para usted y su bebé.

Mas información:


Kristi L. Watterberg, MD, FAAP

​Kristi L. Watterberg, MD, FAAP es una neonatóloga de Albuquerque, Nuevo México, es autora principal de la declaración de política de la AAP titulada, "Cómo ofrecer atención a los bebés nacidos en casa" (en inglés).​

Última actualización
5/1/2020
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos