Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Seguridad y Prevención
Tamaño del texto

Asientos orientados hacia adelante para niños pequeños y en edad preescolar

​​Siempre lea el manual del propietario del vehículo y el manual del asiento de seguridad para el automóvil antes de instalar el asiento. Cualquier niño que haya sobrepasado el límite de peso de su asiento de seguridad orientado hacia atrás o el límite de estatura para su asiento convertible deberá usar un asiento de seguridad orientado hacia adelante con un arnés todo el tiempo que sea posible, hasta el máximo peso o estatura permitidos por el fabricante de su asiento de seguridad para el automóvil. Lo ideal es que los niños viajen en asientos con arneses todo el tiempo que sea posible, al menos hasta los 4 años de edad. Si su hijo es más grande que un asiento antes de llegar a los 4 años, tenga en cuenta la posibilidad de usar un asiento con un arnés aprobado para pesos y estaturas mayores.

Tipos de sujetadores para asientos orientas hacia adelante

Se pueden utilizar cuatro tipos de sujetadores para la seguridad vehicular en asientos orientados hacia adelante:

  • Asientos convertibles: asientos que pueden convertir de orientados hacia atrás a orientados hacia adelante. Entre estos se encuentran los asientos todo​ en uno.

  • Combinación de asiento con arnés: el asiento se puede usar orientado hacia adelante con un arnés para niños que pesen hasta 40 a 65 libras (según el modelo) o sin el arnés como elevador (hasta 100 a 120 libras, según el modelo).

  • Asientos incorporados: algunos vehículos tienen asientos orientados hacia adelante incorporados. Los límites de peso y estatura varían. Sin embargo, no utilice asientos incorporados hasta que su hijo tenga al menos 2 años de edad. Lea el manual del propietario de su vehículo para obtener detalles acerca de cómo usar estos asientos.

  • Chalecos de viaje: pueden usarlos los niños de entre 20 y 168 libras y pueden ser una alternativa a los tradicionales asientos orientados hacia adelante. Son útiles cuando un vehículo tiene cinturones de seguridad únicamente para el regazo en el asiento de atrás, para niños con necesidades especiales o para niños cuyo peso haya excedido el permitido por los asientos de seguridad para el automóvil. Estos chalecos podrían requerir una amarra superior.

Consejos de instalación para asientos orientados hacia adelante:

Siempre lea el manual del propietario del vehículo y el manual del asiento de seguridad para el automóvil antes de instalar el asiento. 

Es importante que el asiento de seguridad para el automóvil esté instalado firme en el vehículo y que el arnés le quede ajustado a su hijo. 

Para cambiar un asiento convertible o todo en uno de orientado hacia atrás a orientado hacia adelante:

  • Mueva las correas de los hombros hasta las hendijas que están ubicadas a la altura o encima de los hombros de su hijo. En algunos asientos convertibles, se deben utilizar las hendijas superiores del arnés cuando está orientado hacia adelante. Consulte las instrucciones suministradas con el asiento para mayor seguridad para asegurarse de estar colando las correas de los hombros en forma correcta.

  • Es posible que deba ajustar el ángulo de reclinación del asiento para que quede en posición más vertical en su automóvil. Consulte las instrucciones para mayor seguridad.

  • Si utiliza un cinturón de seguridad, asegúrese de que corra por la vía del cinturón orientado hacia adelante (siga las instrucciones del asiento de seguridad para el automóvil) y que el cinturón de seguridad esté bloqueado y firme. Muchos de los asientos de seguridad para el automóvil tienen trabas incorporadas para trabar también el cinturón de seguridad. Si su asiento tiene uno, siga las recomendaciones del fabricante sobre cómo usarlo.

  • Si va a usar los anclajes inferiores, asegúrese de que el peso del niño más el peso del asiento no supere las 65 libras. La mayoría de los asientos actualmente indican en el manual y en los autoadhesivos de los lados el peso máximo del niño para usar los anclajes. Si el niño pesa demasiado, los cuidadores deben usar el cinturón de seguridad para la instalación.  

  • Siempre que pueda, utilice la correa. Esta correa se fija a la parte superior de un asiento de seguridad para el automóvil y mantiene el asiento firme conectándose a un punto de anclaje en su vehículo (con frecuencia ubicado en el respaldo del asiento o en el estante trasero, consulte el manual del propietario de su vehículo para conocer dónde están las correas de sujeción en su vehículo). Las correas brindan una protección adicional importante, ya que impiden que el asiento de seguridad para el automóvil la cabeza de su hijo se mueva demasiado hacia adelante en un choque o una detención repentina. Desde septiembre de 2000, es obligatorio que todos los automóviles, minivanes y camionetas nuevos tengan correas de sujeción. Los asientos orientados hacia adelante vienen con correas de sujeción. Hasta que su hijo no haya alcanzado el límite superior de peso para el anclaje de la amarra, deberá usar la correa. Consulte las instrucciones del asiento de seguridad para el automóvil y el manual del propietario del automóvil para obtener información sobre el límite de peso máximo y las ubicaciones de las correas de sujeción.

Pregunta común

¿Qué sucede si llevo a más niños que los que se pueden abrochar con el cinturón de forma segura en el asiento trasero?

  • Lo mejor es evitarlo, especialmente si su vehículo tiene una bolsa de aire (airbag) en el asiento delantero. Todos los niños menores de 13 años de edad deberían viajar en el asiento trasero. De ser absolutamente necesario, la mejor opción para viajar en el asiento delantero es transportar al niño en un asiento orientado hacia adelante, con arnés. Asegúrese de que el asiento del vehículo esté lo más alejado posible del tablero (y de la bolsa de aire).

Información adicional:

 

Última actualización
2/24/2021
Fuente
Adapted from Car Safety Seats: A Guide for Families 2020 (Copyright © 2020 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos