Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Seguridad y Prevención
Tamaño del texto

Consejos para el uso correcto de la mochila o morral

Por Saji Azerf, MD, FAAP

Estar cargadas con libros de texto, equipos de gimnasia y útiles escolares puede hacer que las mochilas sean pesadas y difíciles de usar. Si no se usan correctamente, las mochilas pueden causar dolor de espalda, cuello y hombros en niños y adolescentes. Si bien no se ha demostrado que las mochilas causen escoliosis o problemas a largo plazo, nunca es demasiado pronto para comenzar buenos hábitos que pueden disminuir la tensión y el dolor de espalda.

Utilice los siguientes consejos para elegir la mejor mochila escolar para su hijo.

Elija la mochila adecuada para la escuela

Esto es lo que debe buscar en la mochila perfecta:

  • Tamaño correcto: más grande no es necesariamente mejor. Cuanto más espacio haya en una mochila, más cargará su hijo y más pesada se volverá la mochila. Asegúrese de elegir la mochila adecuada que se adapte mejor a su hijo y a sus necesidades. El bolso que elija debe ser proporcional a la altura de su hijo.

  • Que tenga dos correas de hombro anchas y acolchadas: es importante tener correas ajustables que sean anchas y distribuyan el peso de manera uniforme entre ambos hombros. Más relleno no se traduce en menos dolor. Ambas correas deben permanecer uniformes en longitud. Las correas no acolchadas pueden resultar incómodas y hundirse en los hombros de su hijo.

  • Que tenga la espalda acolchada: esto puede proporcionar una mayor comodidad cuando la mochila está bien ajustada y cerca de la espalda. También los protege de ser pinchados por objetos afilados o bordes (lápices, reglas, cuadernos, etc.) dentro del paquete.

  • Que incluya un cinturón o una correa para el pecho: los cinturones y las correas ayudan a redistribuir el peso de la mochila de manera más uniforme en todo el cuerpo.

  • Busque mochilas con compartimentos: Estos pueden ayudar a distribuir uniformemente el peso del contenido en toda la mochila.

Incluya a su hijo en el proceso de toma de decisiones y ayúdelo a hacer una compra inteligente. Esto les permitirá llevar sus mochilas cómodamente durante todo el año y no tendrá que buscar un reemplazo.

Cómo empacar una mochila escolar de manera segura

  • Empaque la mochila de modo que la mayor parte de su peso descanse en la curva de la espalda baja de su hijo. Empaque los artículos más pesados, como libros de texto y computadoras, lo más cerca posible del cuerpo y coloque otros artículos por igual en los lados derecho e izquierdo.

  • Empaque artículos en los diferentes compartimentos. Esto ayuda a distribuir las cargas pesadas de manera uniforme.

Cómo saber si la mochila de su hijo es demasiado pesada

  • Las mochilas no deben pesar más del 15 % del peso corporal de su hijo. Esto significa que un niño que pesa 100 libras (45 kilos) no debe tener una mochila que pese más de 15 libras (7 kilos).
  • Si su hijo necesita inclinarse hacia adelante para soportar el peso de la mochila, entonces es demasiado pesada. Considere usar una mochila con asas o una mochila con ruedas si su escuela lo permite.

Para ayudar a aligerar la carga, anime a su hijo a:

  • Limpiar la mochila semanalmente y sacar los artículos innecesarios.

  • Guardar los artículos en un casillero cuando sea posible.

  • Llevar solo lo necesario a la escuela.

Enséñele a su hijo cómo recoger y usar una mochila de la manera correcta

Al recoger su mochila, su hijo debe doblar las rodillas para evitar la tensión en la espalda. Entonces, la clave está en llevar la mochila de manera que ponga peso sobre los músculos más fuertes del cuerpo: la espalda y los abdominales.

  • Use ambas correas para los hombros. Colgar una mochila sobre un hombro puede tensar los músculos.

    • Ajuste las correas de los hombros para que la mochila descanse en el medio de la espalda de su hijo.

    • La mochila debe caber cerca del cuerpo de su hijo.

    • Asegure la correa de la cintura o del pecho. Esto ayuda a mantener la mochila cerca del cuerpo de su hijo y distribuir el peso de manera más uniforme.

  • Asegúrese de que la parte inferior de la mochila descanse en la curva de la espalda baja. La mochila debe ir desde el nivel de la cintura hasta alrededor de 1 (2.5 cm) a 2 (5 cm) pulgadas por debajo de los hombros. Una mochila nunca debe quedar a más de 4 pulgadas (10 cm) por debajo de la cintura (ombligo).

Cuándo no llevar mochila

Puede haber momentos en los que su niño o adolescente no deba usar una mochila, como después de una cirugía o una lesión. Considere solicitar un segundo juego de libros para tener en casa, si es posible, y tiempo para ir y venir a un casillero, de modo que solo sea necesario llevar artículos para una clase a la vez.

Recuerde

Reforzar hábitos saludables para la espalda de su hijo puede ayudar a reducir el riesgo de dolor de espalda. No ignore el dolor de espalda en un niño o adolescente que se presenta en momentos distintos al de llevar una mochila. Pida consejo a su pediatra.

Más información

Acerca del Dr. Azerf

Saji Azerf, MD, FAAP es miembro de la Sección de Ortopedia de la AAP. Ejerce como ortopedista pediátrico no operativo en los suburbios de Atlanta, GA.


Última actualización
9/29/2022
Fuente
American Academy of Pediatrics Section on Orthopaedics and Pediatric Orthopaedic Society of North America (Copyright © 2022)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos