Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Seguridad y Prevención
Tamaño del texto

Cómo administrar gotas para los oídos a un niño

​¿El pediatra de su hijo le ha recetado o recomendado gotas para los oídos? Seguir estos pasos puede facilitar el proceso y garantizar que las gotas funcionen correctamente:

Preparación

  1. Lea todas las intrucciones que vienen con la medicina y asegúrese de tener el envase correcto.

  2. Lávese las manos y las manos de su niño.

  3. Frote el envase del medicamento entre las palmas de su mano o colóquelo bajo un chorro de agua caliente para calentar las gotas.

  4. Cerciórese de que las gotas no estén ni muy frías ni muy calientes.

  5. Pida que su niño se recueste o se siente con el oído afectado hacia arriba.

  6. Observe si hay alguna secreción (sustancia verde o amarilla), pus (turbio) o sangre. Si hay alguna secreción, no le de el medicamento al niño.

  7. Si hay drenaje (líquido claro) límpielo con un pañuelo de papel o un aplicador con punta de algodón. Solamente limpie la parte externa del oído (oreja).

Colocar las gotas

  1. Apoye la muñeca de la mano que va a usar para aplicar la medicina en la mejilla o en la cabeza.

  2. Coloque el gotero/boquilla sobre el conducto auditivo del niño.

Para niños menores de 3 años de edad:

  • Tire suavemente la parte exterior de la oreja hacia ABAJO y hacia ARRIBA para enderezar el conducto auditivo.

  • Espere a que el conducto del oído se abra.

Para los niños mayores de 3 años de edad:

  • Tire suavemente la parte exterior de la oreja hacia ABAJO y hacia ARRIBA para enderezar el conducto auditivo.

  • Espere a que el conducto del oído se abra.

  1. Oprima el gotero poco a poco y firmemente para que salga la cantidad apropiada de medicamento al lado del conducto auditivo.

  2. Intente poner las gotas de manera que puedan correr a lo largo del canal auditivo. Esto puede ayudar a dejar escapar el aire mientras el medicamento fluye hacia adentro.

Después de colocar las gotas

  1. Pídale al niño que permanezca recostado/acostado por uno o dos minutos para ayudar a la medicina llegue a la parte más profunda del oído y que se absorba.

  2. Frote suavemente la piel del frente de la oreja para ayudar a que el medicamento fluya hacia la parte interior del oído.

  3. Coloque una bola de algodón en la oreja del oído afectado para evitar una fuga del medicamento. Substituya la bola de algodón cada vez que le de el medicamento. Evite introducir hisopos dentro del oído.

  4. Enjuague la punta del gotero con agua después de cada uso y antes de cerrarlo y ponerlo de nuevo en el envase/botella.

  5. Cierre el envase con la tapa después de usar el producto.

  6. Lávese las manos y anote la hora que fue administrado el medicamento.

  7. Asegúrese de utilizar las gotas según las indicaciones durante el tiempo prescrito.

Más información


Última actualización
5/11/2022
Fuente
Adapted from Curriculum for Medication Administration in Early Education and Child Care Settings (Copyright © American Academy of Pediatrics 2018)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos