Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Seguridad y Prevención
Tamaño del texto

Perlas de agua: peligrosas si se tragan o se ponen en los oídos

Las perlas de gel de agua que se venden como juguetes para los niños y que se usan en floreros o en los jardines son un problema creciente para la seguridad de los niños pequeños.

A las perlas de agua no tóxicas se les conoce como perlas de alginato, perlas gelatinosas, perlas de hidrogel, cápsulas gelatinosas y esferas o bolitas de agua o gel (entre otros nombres) Cuando estas pequeñas bolitas sólidas se ponen en el agua pueden crecer hasta 20 veces su tamaño inicial. Las perlas transparentes y de muchos colores pueden secarse y volverse a usar. Debido a que se parecen a los dulces o a los caramelos, los niños tratan de ingerirlas. Algunos niños también intentan ponérselas en los oídos.

"Estos objetos en particular pueden aumentar de tamaño cuando pasan por los intestinos y pueden terminar causando una obstrucción", dijo Jenifer  R. Lightdale, M.D., M.P.H., FAAP, una pediatra gastroenteróloga. Las perlas de agua pueden no ser captadas por los rayos X.

En febrero, la Comisión para la Seguridad de los Productos del Consumidor de los EE. UU. (CPSC, por sus siglas en inglés) fue notificada de dos casos en los cuales un niño de 5 años y otro de 7 años se pusieron estas perlas en los oídos. Sus médicos no pudieron detectar estas perlas transparentes y pensaron que los niños tenían una infección de oído. Trataron a los niños con antibióticos y gotas para los oídos, pero esto no les curó los síntomas. Los médicos finalmente detectaron el problema después de que las perlas se habían expandido y tuvieron que extraerlas quirúrgicamente. Los dos niños sufrieron daños al tímpano y uno de ellos tiene pérdida auditiva permanente.

Desde el 2012, varios niños han requerido de cuidados de emergencia después de haber ingerido este tipo de perlas. El año pasado, una niña de 2 años de edad se tragó 100 perlas de agua. Las perlas se expandieron al tamaño de canicas y la niña tardó nueve horas en la sala de emergencia  para expulsarlas (por el ano). Otro niño requirió de cirugía para extraerle una pelota que absorbe agua, que ahora ha sido retirada del mercado, y que podía aumentar hasta el tamaño de una pelota para jugar "raquetball".

En el 2012 y el 2013, las muertes de niños en otros países y las lesiones en los EE. UU. instaron a la CPSC a solicitar el retiro voluntario de varios tipos de esferas absorbentes de agua, perlas de agua y juguetes en forma de frutas y animales. Existen todavía productos similares de venta en tiendas de artesanías y centros de jardinería.

Algunas señales de que su niño ha tragado perlas de agua:

  • Se rehúsa a comer
  • Babeo
  • Vómito
  • Sibilancia
  • Se queja de que tiene algo trabado en la garganta o en el pecho
  • Dolor abdominal
  • Estreñimiento
  • Hinchazón y dolor abdominales

Si usted sospecha que su hijo ha tragado o se ha colocado perlas de agua en sus oídos, busque tratamiento de inmediato.

Información adicional en HealthyChildren.org en español:


Autor
Trisha Korioth, redactora de planta
Última actualización
4/11/2016
Fuente
AAP News (Copyright © 2016 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos