Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Seguridad y Prevención
Tamaño del texto

Exposición al formaldehído y a productos domésticos comunes

Lo que los padres deben saber:

Los niños son los más afectados por determinados peligros medioambientales porque sus cuerpos son más pequeños en comparación con la misma exposición que podría experimentar un adulto. Sus cuerpos todavía están en desarrollo. Gatear o jugar en el suelo o la tierra puede acercarlos al peligro.

Datos sobre el formaldehído:

El formaldehído es producido normalmente por nuestros cuerpos y es uno de los contaminantes del aire más comunes en interiores. El formaldehído puede encontrarse en:

  • Cientos de materiales domésticos, como:
    • Muebles para el hogar
    • Ropa que "no necesita planchado"
    • Productos de cuidado personal (por ejemplo, cosméticos)
    • Materiales de construcción (por ejemplo, pisos laminados, paredes, armarios, alfombras)
  • El humo de los cigarrillos y otros productos del tabaco, cocinas a gas y chimeneas
  • Esmog

Efectos del formaldehído en la salud:

La exposición al formaldehído puede causar diversos síntomas y efectos adversos para la salud.

Bajos niveles

El formaldehído puede ser liberado en el aire (emisión de gases) por materiales de construcción u otros productos que se fabrican con él. La emisión de gases produce niveles muy bajos de formaldehído en el aire. Estos niveles bajos pueden causar:

  • Ojos llorosos o picazón en los ojos
  • Garganta irritada
  • Goteo nasal
  • Piel irritada

Altos niveles

Las personas expuestas a altos niveles de formaldehído durante un largo tiempo pueden sufrir una inflamación e irritación de la garganta y los pulmones. Este tipo de exposición probablemente ocurriría en el trabajo y no en casa debido a los muebles o pisos de madera.

Otros efectos sobre la salud

  • Las personas con asma pueden tener dificultad para respirar (sibilancias) cuando son expuestas al formaldehído.
  • Las mujeres expuestas al formaldehído pueden tener problemas con sus períodos menstruales.
  • El formaldehído puede provocar cáncer. La exposición al formaldehído durante muchos años puede aumentar el riesgo de cáncer.

Cómo reducir la exposición potencial de su familia al formaldehído:

Hay muchas maneras de reducir el riesgo de exposición. Generalmente, la eliminación de la fuente que lo produce es el primer paso en la práctica de la Higiene industrial para disminuir la exposición. Otras opciones son:

  • Usar productos que no contengan urea-formaldehído.
  • No fumar, especialmente en interiores, ya que el humo contiene formaldehído.
  • Dejar los productos nuevos que emiten gases en algún lugar fuera del espacio donde vive.
  • Lavar la ropa y las cortinas que no necesitan planchado antes de usarlas.
  • Durante la instalación, e incluso poco después, aumentar la ventilación. (Sin embargo, si su hijo tiene asma y la contaminación del aire del exterior o el polen son desencadenantes, tenga en cuenta que esto también podría aumentar los riesgos).
  • Mantener la temperatura y la humedad tan bajas como sea posible, porque la liberación de formaldehído está directamente asociada con aumentos en la temperatura y la humedad.

Preguntas frecuentes de los padres:

¿Debe mi hijo hacerse análisis para detectar la exposición al formaldehído?

No. Los análisis de sangre u orina no le indican a su médico o enfermero cuánto formaldehído tiene su hijo en el cuerpo. Los resultados no le indicarán a su médico o enfermero qué hacer en tal situación. 

¿Debo realizar pruebas del aire interior en mi casa?

Generalmente no es necesario realizar pruebas del aire interior. Existen medidas sencillas para reducir la exposición (vea las recomendaciones anteriores). Póngase en contacto con su especialista en salud ambiental pediátrica regional www.PEHSU.net (en inglés) para obtener más información.

Información adicional: 

Última actualización
6/17/2016
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos