Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Seguridad y Prevención
Tamaño del texto

Equipo de gimnasia en el hogar a prueba de niños

By: Christine Pagano MD, FAAP

Quedarse más en casa durante la pandemia de COVID-19 ha hecho que muchas familias busquen nuevas formas de hacer el ejercicio necesario. Los padres evitan los espacios públicos, como los gimnasios, para limitar su exposición; esto los llevó a invertir en equipos para hacer ejercicio en casa. Las ventas de aparatos tales como cintas ergométricas y bicicletas fijas se dispararon durante la pandemia.

Hacer ejercicio en casa puede ser una buena manera de mantenerse en forma durante la pandemia y cuando el clima le impide salir. Pero es importante mantener seguros a los niños pequeños alrededor de los equipos de gimnasia. Las cintas ergométricas, las elípticas, las máquinas remadoras y las bicicletas fijas son aparatos grandes que pueden ser muy peligrosos para los niños pequeños. Pueden provocar lesiones graves e incluso la muerte a los más pequeños. Según el Sistema Nacional de Vigilancia Electrónica de Lesiones, solo en 2019 se trató a casi 21 000 niños en los departamentos de emergencia de todo el país por lesiones provocadas por equipos de gimnasia en el hogar.

Cómo pueden lastimarse los bebés y los niños pequeños

Estas lesiones accidentales a menudo pueden ser graves. Las manitos que quedan atrapadas debajo de la correa en movimiento de una cinta ergométrica o las partes giratorias de una bicicleta fija pueden sufrir raspones, quemaduras por fricción e incluso amputaciones de dedos. Las caídas desde estas máquinas en movimiento pueden provocar traumatismos de cráneo, contusiones y fracturas.

Un importante fabricante de equipos para gimnasia recordó recientemente a los padres que deben proteger a sus hijos cuando estén cerca de sus productos, luego de dos tragedias que afectaron a niños pequeños. En un incidente reportado por la empresa, se encontró a un niño de 3 años atrapado debajo de una cinta ergométrica: no respiraba ni tenía pulso. Lo revivieron, pero ahora tiene graves lesiones cerebrales. Más recientemente, un niño falleció tras sufrir lesiones relacionadas con una de sus cintas ergométricas.

Además del equipo en sí, los cables de corriente y del monitor de frecuencia cardíaca representan un riesgo de estrangulamiento; es tristemente conocida la trágica muerte de la hija de 4 años del boxeador Mike Tyson por este motivo en 2009. Finalmente, las pesas que accidentalmente caen sobre cuerpos pequeños puede provocar fracturas, lesiones internas en los órganos, asfixia y, posiblemente, la muerte.

Tome medidas para ayudar a evitar lesiones

Los padres deben tener en cuenta que el área de hacer ejercicio en el hogar debe ser un lugar acondicionado a prueba de niños desde que sus hijos llegan a una edad en la que pueden trasladarse solos. Entre otras cosas clave a tener en cuenta para garantizar la seguridad de los niños se incluyen:

  • La necesidad de supervisar a los niños pequeños en todo momento cuando estén cerca del equipo de gimnasia en el hogar. Las máquinas de ejercicio no deben instalarse en los lugares donde los niños suelen jugar, como p. ej. un sótano.

  • Las cintas ergométricas, las bicicletas fijas y otras máquinas de hacer ejercicio deben estar desenchufadas cuando no se estén usando.

  • Muchas máquinas de ejercicio requieren de una llave de seguridad para funcionar. Cuando no estén en uso, quite la llave de seguridad de la máquina y guárdela en un lugar aparte y seguro.

  • Si fuera posible, considere instalar una cerradura con tranca en la habitación de ejercicios misma.

Información adicional:

Acerca de la Dra. PaganoAcerca de la Dra. Pagano

La Dra. Christine Pagano, MD, FAAP, pediatra de cabecera en el norte de Nueva Jersey, es miembro del Consejo de Primera Infancia de la American Academy of Pediatrics.


Última actualización
4/1/2021
Fuente
American Academy of Pediatrics (Copyright © 2021)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos