Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Seguridad y Prevención
Tamaño del texto

Qué deben saber los padres sobre las baterías de botón y de moneda de litio

Debido a que las familias pasan más tiempo en casa, es importante proteger a los niños de los peligros ocultos de las baterías de botón y de moneda de litio. Pequeñas y útiles, pero peligrosas si los niños las agarran, las baterías de botón y de moneda de litio se encuentran en controles remotos, llaveros remotos, termómetros y muchos otros dispositivos que están por toda la casa.

Las visitas a la sala de emergencias relacionadas con las baterías de botón y de moneda de litio casi se han duplicado en el último año. Si se ingieren, las baterías de botón y de moneda de litio pueden provocar lesiones graves que pueden poner en peligro la vida.

Saber qué dispositivos usan estas baterías, cómo mantenerlas fuera del alcance de los niños y actuar rápidamente si su hijo ingiere una batería es una parte clave de la seguridad del hogar.

¿Cuál es la diferencia entre las baterías de botón y las baterías de moneda de litio?

Las baterías de botón y las baterías de moneda de litio son de forma circular, metálicas y lo suficientemente pequeñas como para ingerirlas. Se utilizan para proporcionar energía a muchos artículos del hogar.

  • Las baterías de botón parecen botones pequeños. Se suelen utilizar en audífonos y relojes. Si se ingieren o se colocan en la nariz o el oído, pueden causar lesiones y requieren atención médica urgente. Incluso si no se ingieren, las baterías de botón alojadas en la nariz o el oído también pueden dañar el tímpano o el tabique nasal. Esto puede provocar infecciones y afectar la respiración, el olfato y la capacidad de oír.

  • Las baterías de moneda de litio son más delgadas que las baterías de botón y tienen un voltaje más alto. Se utilizan para proporcionar energía a dispositivos como balanzas, llaveros remotos y velas sin llama. Las baterías de moneda de litio con un diámetro de 20 mm, similar en tamaño a una moneda de cinco centavos, son las baterías pequeñas más peligrosas para los niños pequeños porque tienen aproximadamente el tamaño del esófago de un niño. El esófago es un tubo que conecta la garganta (faringe) con el estómago.

Si una batería de moneda de litio se atasca en el esófago de un niño, es importante actuar con rapidez. Busque atención médica de inmediato. Estas baterías pueden provocar una reacción química que dañe o queme el esófago en un plazo de 2 horas. Este tipo de lesiones pueden convertirse rápidamente en lesiones que pueden poner en peligro la vida.

Dónde se encuentran las baterías de botón y de moneda de litio

Las baterías de botón se pueden encontrar en muchos artículos y lugares de su casa:

  • Controles remotos

  • Termómetros

  • Juegos y juguetes

  • Audífonos

  • Calculadoras

  • Balanzas de baño

  • Llaveros remotos

  • Relojes y joyas electrónicas

  • Zapatos y ropa con luces intermitentes

  • Cámaras

  • Adornos navideños

  • Velas sin llama

  • Tarjetas de felicitación musicales

Cómo proteger a los niños

Los bebés que gatean y los niños pequeños se suelen llevar cosas a la boca. Debido a esto, hay algunas cosas que puede hacer para reducir el riesgo de accidentes.

  • Busque baterías que vengan en envases a prueba de niños. Existe un tipo de batería de litio con un revestimiento amargo para disuadir la ingestión.

  • Asegúrese de que los compartimentos de la batería estén seguros, especialmente en el caso de los artículos de uso habitual tales como controles y llaveros remotos. Considere la posibilidad de cerrarlos con cinta adhesiva para obtener una capa adicional de seguridad.

  • Sepa qué artículos de su casa contienen baterías de botón y de moneda de litio, incluidos juguetes, calculadoras y juegos de los hermanos mayores.

  • Guarde los artículos que usan estas baterías fuera del alcance y, si es posible, fuera de la vista. Por ejemplo, guarde los termómetros o los controles remotos en un cajón o gabinete seguro cuando no los use. Cuelgue las llaves en los ganchos de más arriba. Si alguien recibe una tarjeta musical, asegúrese de tirar la tarjeta cuando haya terminado o quitar la batería antes de permitir que los niños la guarden en su habitación. Recuerde a los hermanos mayores que mantengan sus cosas fuera del suelo.

  • Asegúrese de que los proveedores de cuidados infantiles y familiares estén al tanto de las preocupaciones de seguridad. Coloque en su casa el número de la Línea Directa Nacional de Ingestión de Baterías (en Estados Unidos) (800-498-8666) junto con otra información de emergencia.

  • Deseche o recicle las baterías viejas de inmediato. Incluso las baterías que están "agotadas" pueden ser peligrosas. Para desechar de forma segura las baterías de botón y de moneda de litio, envuélvalas con cinta adhesiva y colóquelas en un bote de basura exterior.

  • Hable con sus hijos sobre la seguridad. Enseñamos a los niños a tomarse de las manos y mirar a ambos lados cuando cruzan la calle y que una estufa está caliente. De la misma forma, podemos enseñarles que el manejo de baterías es para adultos. Hable también con los niños mayores para asegurarse de que controlen los objetos de forma responsable.

Qué hacer en una emergencia

Si sospecha que su hijo ha ingerido una batería de botón, es importante actuar rápidamente:

  • Lleve a su hijo a la sala de emergencias o llame al 911. Informe a los médicos y enfermeros que podría ser una batería de moneda de litio. Por lo general, se toma una radiografía para ver si la batería está alojada en el esófago. Si la batería se ha desplazado hacia el estómago, es probable que se pueda expulsar por sí sola. Cuando se atasca en el esófago, es cuando se pueden producir reacciones químicas.

  • Luego, ofrezca miel si la tiene a mano. Después de llamar al 911 y mientras espera la atención de emergencia, puede darle a su hijo 2 cucharaditas de miel siempre que sea mayor de 12 meses y pueda tragar líquidos. Puede darle hasta 6 dosis de miel con aproximadamente 10 minutos de diferencia. Es importante no darle a su hijo nada más para comer o beber. Si vomita, no le dé otra dosis de miel. No induzca el vómito. No demore la atención de emergencia por buscar miel.

  • Esté atento a la fiebre y otros síntomas después de volver a casa. Después de regresar a casa, si su hijo tiene fiebre o muestra signos de dolor abdominal, vómitos o sangre en las heces, comuníquese con su médico.

  • Si la batería se expulsa sola, revise las heces de su hijo hasta que la batería se haya expulsado.

Una poderosa asociación para proteger a los niños

A través de la iniciativa "Power Safely" de Duracell, Duracell y la AAP ayudarán a educar a los padres y cuidadores sobre cómo ayudar a mantener a los niños a salvo de las baterías de moneda de litio. Como parte de los consejos de seguridad que los pediatras dan a los padres durante las visitas de control habituales del niño, la AAP recomienda a los pediatras que aconsejen a los padres de bebés y niños pequeños que mantengan las baterías de moneda de litio fuera del alcance.

Recuerde

Si tiene preguntas sobre cómo crear un entorno hogareño seguro, no dude en hablar con su pediatra.

Más información

Última actualización
9/16/2021
Fuente
Adapted from HealthyChildren Magazine, Summer 2021
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos