Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Seguridad y Prevención
Tamaño del texto

Hablar con los niños sobre el cambio climático

Es probable que sus hijos tengan preguntas sobre el cambio climático. Muchos escuchan sobre el tema o experimentan catástrofes causadas por el cambio climático, como incendios forestales y tormentas intensas.

El cambio climático nos afecta a todos, pero los niños son quienes sufren un mayor impacto. Los niños son especialmente vulnerables a los daños a la salud causados por el medioambiente, dado que están en crecimiento y tienen mayor exposición al aire, la comida y el agua, en función de su peso.

Si bien la crisis climática puede parecer un tema abrumador, hay maneras sanas de hablar sobre esto con los niños. Podemos comunicarnos de una manera sincera, esperanzada, adecuada para el estadio de desarrollo y orientada a la acción. Si ayudamos a los niños a comprender el problema del cambio climático y cómo afecta su salud y su futuro, los estamos fortaleciendo para que marquen una diferencia.

Lactantes mayores y niños pequeños (1 a 5 años)

Los lactantes mayores recién están comenzando a aprender acerca de su relación con el mundo. Es un momento ideal para presentarles el placer de la naturaleza. Aquí se incluyen algunas ideas:

  • Caminatas por la naturaleza. Haga caminatas para mostrarles la manera en que el clima afecta la naturaleza. Hable acerca del clima que caracteriza las estaciones. Puede señalar nidos de pájaros, por ejemplo, y hablar sobre la manera en que el clima influye en ellos y en el lugar donde arman sus nidos. Hable sobre los animales silvestres y cuénteles que todos tienen hogares que deben ser protegidos.

  • Jardinería. Elija semillas de frutas, verduras o flores para plantar en el jardín, o hierbas para plantar en cajones en la cocina. Los niños pequeños pueden ayudar a cuidar las plantas, y les emociona ver algo que crece de la nada. Explique a su hijo que necesita aire para respirar, al igual que las plantas y los animales. Cuando hay contaminantes en el aire, eso afecta su salud.

  • Foco local. Señale los efectos locales del cambio climático dependiendo del lugar donde vive. Algunas zonas pueden ser más propensas a incendios forestales, huracanes e inundaciones, mientras que otras pueden experimentar olas de calor más prolongadas e intensas o un aumento de las enfermedades transmitidas por mosquitos y garrapatas.

Niños en edad escolar (6 a 12 años)

Comience explicando los conceptos que existen detrás del cambio climático en términos científicos simples. Pregunte lo que saben y complete la información faltante o investiguen juntos. La NASA tiene recursos en línea para ayudar a los padres a repasar cada aspecto del cambio climático.

Haga conexiones

Hable sobre de qué manera las elecciones personales pueden afectar al medioambiente y muestre respeto por la naturaleza. Calculen juntos la huella de carbono de su familia y pregúntele cómo sugiere reducirla. Algunos ejemplos:

  • Apagar las luces cuando sale de una habitación.

  • Intentar usar bicicleta o caminar, usar transporte público o viajes compartidos, cuando sea posible.

  • Llevar una dieta con mayor contenido de plantas.

Explique que las personas, incluidos los niños, pueden ser influencias poderosas en la protección del medioambiente. Señale que las elecciones que hacemos pueden ayudar a que nuestro planeta y las personas sean más sanos.

Adolescentes (13 a 18 años)

Los adolescentes son más conscientes del modo en que los problemas pueden influir en todos los aspectos de su vida. Analice de qué manera el cambio climático puede afectar nuestra economía y a nuestra sociedad. Esto puede despertar la curiosidad científica y presentar la idea de la responsabilidad cívica.

Refiérase a sucesos recientes

Elija un suceso reciente o en curso y analice el modo en que el cambio climático podría haber contribuido al suceso y sus efectos económicos. Por ejemplo:

  • Hable sobre de qué manera el cambio climático está causando incendios forestales más prolongados y graves en California, lo que genera pérdidas de hogares y negocios. Analice de qué manera eso también causa contaminación del aire y obliga a las personas a permanecer en el interior. Considere los efectos que puede tener todo esto en la salud mental de las familias.

  • Explore de qué manera el cambio climático no afecta a todos por igual, y las maneras en que ciertas comunidades tienen riesgos de salud más altos. Explique que todos deberían tener las mismas oportunidades de gozar de aire limpio y agua potable.

Actúe

Aliente a su hijo adolescente a pensar soluciones y maneras creativas de expresar sus ideas. Algunos ejemplos:

  • Usar una presentación de una clase de ciencia o un proyecto de la escuela, los Boy Scouts, 4-H u otro proyecto para educar a sus pares sobre la necesidad de contar con soluciones para el cambio climático.

  • Formar un club en la escuela con otros compañeros de clase interesados y aportar ideas para ayudar a su comunidad local.

  • Escribir para un periódico local o estatal sobre por qué los adolescentes se interesan por el clima.

  • Unirse a una organización juvenil de defensa nacional para obtener más inspiración.

  • Trabajar en conjunto para hacer cambios en el hogar, e incorporar las ideas de sus hijos adolescentes. Participar en la defensa ambiental como familia.

Concéntrese en las soluciones

Maneje el ritmo de las conversaciones para ayudar a evitar el estrés y la ansiedad. Cuando se producen catástrofes como incendios forestales y huracanes, asegúrese de limitar el uso de los medios de su hijo para reducir la cantidad de imágenes preocupantes que ve y escucha en las noticias. (Consulte Cómo hablar con los niños sobre las tragedias y otras malas noticias). Tómese descansos en la naturaleza cuando sea posible.

Cuando hace caminatas con su hijo, manténgase esperanzado y concentrado en las soluciones. Recuérdele que tenemos herramientas para actuar por el clima ahora mismo, y que estas acciones pueden tener beneficios inmediatos en nuestra salud. Incluso si la crisis climática se acelera, enfatice que juntos podemos limpiar el aire y el agua y reducir nuestra huella de carbono.

Dé el ejemplo

Piense sobre maneras en las que puede abogar por un ambiente más sano para los niños.

  • Pida a su distrito escolar que incorpore un plan de estudios sobre el clima

  • Comparta noticias de excelentes trabajos en defensa del clima con su familia

  • Contacte a legisladores locales, estatales y federales con su familia para fomentar la acción en temas relacionados con el clima

Recuerde

Los niños son la próxima generación de innovadores y pensadores. El liderazgo juvenil ya está marcando una enorme diferencia. Si promovemos un amor por el ambiente a una edad temprana, los niños pueden encontrar las mejores soluciones. No se sorprenda si ellos también le enseñan algo a usted en el camino.

Información adicional

Cómo el cambio climático afecta a los niños: se explica la política de la AAP

Acerca de la autora

Steph Lee, MD, MPH, FAAP es pediatra general especializada en medicina preventiva y salud pública. Es miembro del Consejo de Salud Ambiental y del Consejo de Comunicaciones y Medios de Comunicación de la Academia Americana de Pediatría (AAP) y es vocera oficial de la AAP. Ha visto las consecuencias del cambio climático cuando vivió en California, Massachusetts, South Carolina y Pennsylvania, donde ahora ejerce como Defensora del Cambio Climático para la delegación de Pennsylvania de la AAP. Ahora se enfoca en abogar por políticas públicas que mejoren la salud de los niños. Encuéntrela en las redes sociales como @stephleemd.

Última actualización
4/15/2021
Fuente
American Academy of Pediatrics Council on Environmental Health (Copyright © 2021)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos