Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Vida sana
Tamaño del texto

Receta: La salsa de tomate más rápida del mundo

Esta salsa de tomate fácil y básica se puede usar sobre pastas de cualquier tamaño, polenta, arroz, quinua o cebada.

Tiempo de preparación: 20 minutos

Tiempo total: 35 minutos

Porciones: De 4 a 6

Sugerencia: Cuando esta salsa se haya enfriado completamente, viértala dentro de una cubitera. Cuando la salsa se haya congelado, coloque los cubitos en una bolsa de congelador y guárdelos hasta por 2 meses.

Utensilios de cocina:

  • Tabla de cortar

  • Abrelatas

  • Cucharas medidoras

  • Cuchillo afilado

  • Taza medidora

  • Sartén grande

Ingredientes:

  • 2 cucharaditas de aceite de oliva

  • 2 dientes de ajo, pelados y molidos o picados

  • 1 cucharada de albahaca deshidratada

  • 1 cucharadita de orégano deshidratado

  • 2 latas (28 onzas) de tomates en cubos con su líquido

  • 2 cucharadas de agua

  • ¼ taza de hojas de albahaca fresca picadas

  • Queso parmesano rallado o cortado en finas láminas

Instrucciones:

  1. Coloque el sartén sobre la hornalla a fuego de medio a bajo. Cuando el sartén esté caliente, agregue el aceite con cuidado. Agregue el ajo, la albahaca y el orégano y cocine durante 2 minutos.

  2. Agregue los tomates y el agua, y cocine la mezcla de tomate hasta que el color parezca más naranja que rojo, alrededor de 15 minutos.

  3. Espolvoree con queso parmesano y sirva inmediatamente, o bien enfríe, tape y refrigere hasta por 3 días.

Para más recetas, haga clic aquí.


​ 

Última actualización
2/3/2017
Fuente
The Picky Eater Project: 6 Weeks to Happier, Healthier Family Mealtimes (Copyright © 2016 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos