Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Problemas de salud
Tamaño del texto

Eccema en bebés y niños

​Por: Sarah Stein, MD, FAAD, FAAP

Al menos uno de cada 10 niños tiene eccema (también llamado dermatitis atópica), un problema crónico de la piel que hace que esté seca y enrojecida y que produce picazón. Los niños con eccema tienen la piel más sensible que el resto de las personas. Esto es lo que los padres deben saber sobre la afección.

¿Qué causa el eccema?

El eccema es provocado por problemas de la barrera cutánea. Muchos niños con eccema carecen de una proteína especial llamada “filagrina" en la capa exterior de la piel. La filagrina ayuda a la piel a formar una fuerte barrera entre el cuerpo y el medio ambiente. La piel con muy poca cantidad de esta proteína tiene más dificultad para retener el agua y mantener alejadas las bacterias y los irritantes medioambientales.

En el eccema intervienen tanto los genes de una persona como el medio ambiente. Suele heredarse en las familias y tiende a ocurrir junto con otras afecciones alérgicas como asma y rinitis alérgica (fiebre del heno y alergias estacionales). Muchos niños con eccema tienen, además, alergias a los alimentos, pero los alimentos por sí solos no causan eccema.

¿Qué aspecto tiene el eccema?

Las erupciones por eccema pueden ser diferentes en cada niño. Pueden estar por todo el cuerpo o solo en ciertos lugares. La erupción por eccema suele empeorar en ocasiones (en episodios que se llaman “exacerbaciones" o “crisis") y luego mejora (lo que se llama “remisiones"). El lugar donde se desarrolla la erupción puede cambiar con el paso del tiempo:

  • En los bebés, el eccema suele aparecer en el cuero cabelludo y en la cara. Es posible que aparezcan erupciones rojas y secas en las mejillas, la frente y alrededor de la boca. El eccema no suele desarrollarse en la zona del pañal.

  • En los niños pequeños de edad escolar, la erupción por eccema suele aparecer en los pliegues de los codos, atrás de las rodillas, en el cuello y alrededor de los ojos.

¿El eccema es contagioso?

No. Los niños con eccema tienen más tendencia a sufrir infecciones en la piel, pero el eccema NO es contagioso. Las infecciones que suelen contraer los niños con eccema por lo general son causadas por los gérmenes que habitualmente viven de manera inocua en la piel de todos. Estos gérmenes causan más problemas en los niños con eccema porque su piel no siempre cuenta con una barrera fuerte que los mantenga alejados.

¿Cómo sé si la piel de mi hijo está infectada?

De vez en cuando se producen infecciones bacterianas o virales encima de las erupciones por eccema. Hable con su médico si observa costras amarillas o color miel, exudación o supuración de la piel, ampollas o bultos de pus o erupciones que no mejoran con los tratamientos habituales.

¿El eccema se cura cuando los niños crecen?

En algunos niños el eccema comienza a desaparecer alrededor de los 4 años. No obstante, puede que algunos niños sigan teniendo piel seca y sensible mientras crecen. Es difícil predecir qué niños superarán la afección y cuáles tendrán eccema siendo adultos.

Recuerde

El eccema puede ser frustrante tanto para los niños como para los padres, en especial cuando la picazón complica el sueño. Su pediatra y el dermatólogo pediátrico pueden ayudarlo a controlar los síntomas del eccema de su hijo con un buen plan de tratamiento y una rutina saludable de mantenimiento de la piel.

Información adicional:

​Sobre la Dra. Stein:


Sarah Stein, MD, FAAD, FAAP, integra el Departamento de Dermatología de la American Academy of Pediatrics, es profesora adjunta y directora de Dermatología Pediátrica del UChicago Medicine.


 



Última actualización
5/19/2020
Fuente
AAP Section on Dermatology (Copyright @ 2020 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos