Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Problemas de salud
Tamaño del texto

Proteinuria en niños: exceso de proteína en la orina

La proteinuria indica la presencia de demasiada cantidad de proteína en la orina. Los riñones sanos solo permiten que una cantidad muy pequeña de proteína pase de la sangre a la orina.

La proteinuria puede señalar que los riñones están enfermos.

La medición de proteína en la orina es una forma de comprobar la salud de los riñones. Afortunadamente, muchos niños solo tienen proteinuria temporal y no tienen una enfermedad renal.

Pruebas para detectar la proteinuria

El análisis de orina es la forma más sencilla de detectar la proteinuria. El análisis de orina se realiza sumergiendo una tira de papel con tratamiento químico en una muestra de orina. Si la tira de papel cambia a un determinado color, indica la presencia de proteína en la orina. Luego, se pueden usar otras pruebas para descubrir la cantidad exacta de proteína. Esto puede realizarse enviando una muestra de orina a un laboratorio.

Tipos inocuos de proteinuria

Muchos niños con proteinuria no tienen una enfermedad renal. La proteinuria ortostática y la proteinuria temporal, por ejemplo, son causas comunes de proteinuria en niños sin enfermedad renal.

Proteinuria ortostática

El término médico "ortostático" significa "postura erguida" (de pie). Los niños con proteinuria ortostática expulsan proteína en la orina solo cuando están de pie, pero no cuando están acostados.

Se le diagnostica proteinuria ortostática a un niño cuando su orina durante el día presenta niveles elevados de proteína, pero la primera muestra de orina de la mañana es normal. La primera muestra de orina de la mañana es normal porque por la noche, mientras el niño está acostado y durmiendo, sus riñones no dejan pasar demasiada cantidad de proteína a la orina.

Los niños con proteinuria ortostática no tienen enfermedad renal y no necesitan tratamiento ni seguimiento. Este tipo de proteinuria es una variación de la normalidad.

Proteinuria temporal

Algunos niños pueden presentar aumento de proteína en la orina cuando están enfermos, tienen fiebre, hacen ejercicio o se enfrentan a otro tipo de estrés físico. Este tipo de proteinuria también es una variación de la normalidad. Es importante volver a comprobar la cantidad de proteína en la orina de estos niños después de recuperarse o antes de hacer ejercicio para asegurarse de que no sigue habiendo proteinuria.

Proteinuria y enfermedad renal

La proteinuria que no es ortostática o temporal puede producirse en niños con enfermedad renal. Es posible que los niños con enfermedad renal también tengan presión arterial alta o sangre en la orina. La proteinuria grave puede provocar hinchazón de la cara, el estómago o las piernas.

La hinchazón por la proteinuria se produce cuando existe un problema renal llamado síndrome nefrótico. Los niños con proteinuria pueden tener otros síntomas, como sarpullido o dolor en las articulaciones, por la enfermedad que provoca la proteinuria.

Un nefrólogo pediátrico es el médico que atiende a los niños con enfermedades renales y que evalúa y trata a los niños con proteinuria. Los niños con proteinuria suelen necesitar análisis de sangre para comprobar la salud de sus riñones y detectar la causa de la enfermedad renal.

Es posible que el nefrólogo pediátrico tenga que realizar una biopsia renal para determinar la causa de la proteinuria y el mejor tratamiento para su hijo. En la biopsia renal, se utiliza una aguja para tomar una muestra pequeña de tejido renal. Luego, esta se examina en el microscopio.

El nefrólogo pediátrico suele utilizar medicamentos para tratar a los niños con enfermedades renales que provocan proteinuria. No se necesita cambiar la proteína de la dieta de su hijo y casi nunca se recomienda.

Más información


Última actualización
3/21/2022
Fuente
American Academy of Pediatrics (Copyright © 2022)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos