Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Problemas de salud
Tamaño del texto

¿Cuál vacuna contra la influenza le deben aplicar a mis niños este año?

Por Kris Bryant, MD, FAAP

Muchas personas no se dan cuenta de lo grave que puede ser la enfermedad de la influenza (gripe), incluso para niños y adolescentes previamente sanos. Los niños también desempeñan un papel en la propagación de la gripe en sus hogares y comunidades. Como padre, lo mejor que puede hacer para proteger a sus hijos y a otras personas de la gripe es vacunarlos.

Los virus de la influenza cambian cada año. Todos los niños mayores de 6 meses necesitan una vacuna contra la gripe todos los años.

Todos los niños mayores de 6 meses deben vacunarse contra la influenza cuando las vacunas estén disponibles, especialmente los niños que necesitarán dos vacunas esta temporada. De esa manera estarán protegidos antes de que la gripe comience a circular en su comunidad. Se tarda unas dos semanas después de la inyección para generar inmunidad.

¿Qué tipos de vacuna contra la influenza están disponibles?

Hay dos tipos de vacunas contra la influenza disponibles. La primera es la que mucha gente llama la "vacuna contra la gripe". La segunda viene como un aerosol nasal.

Todas las vacunas disponibles para niños este año protegen contra cuatro virus de influenza diferentes (dos virus A y dos virus B). Durante la temporada de gripe, pueden circular múltiples virus de gripe diferentes. A veces, los virus cambian durante la temporada de gripe.

¿Este año debo obtener la vacuna en forma de inyección o de aerosol nasal para mi niño?

Ambos, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) y la American Academy of Pediatrics recomiendan que anualmente se vacunen contra la gripe a tantos niños como sea posible. Ambos tipos de vacuna contra la influenza (inyección contra la influenza o aerosol nasal) se pueden administrar de acuerdo con sus indicaciones para esta temporada de influenza. Se debe administrar cualquier vacuna contra la influenza autorizada disponible este año y apropiada para la edad y el estado de salud del niño, sin preferencia.

¿Pueden los niños recibir la vacuna contra la gripe y otras vacunas al mismo tiempo?

Sí. Cada año, es posible que la gripe, el COVID-19 y otros virus comunes se propaguen al mismo tiempo. La última temporada de influenza fue más larga que la mayoría. A veces, la vacuna no coincide exactamente con las cepas de la comunidad. Pero la vacuna aún puede proteger contra enfermedades graves. Hable con su pediatra acerca de que su hijo reciba la vacuna contra la gripe junto con otras vacunas recomendadas. Esto incluye recibir una vacuna o un refuerzo contra el COVID-19, si son elegibles.

¿Si mi niño da positivo para el COVID-19, debería vacunarse contra la influenza?

Los niños que tienen COVID-19 pueden vacunarse contra la influenza después de recuperarse de su enfermedad del COVID-19. Tenga en cuenta que síntomas como la congestión o el goteo nasal dificultan la aplicación de la vacuna en aerosol.

¿Qué se puede hacer respecto a las alergias a la vacuna contra la influenza?

Un niño que ha tenido una reacción alérgica a la vacuna contra la influenza debe ser visto por un especialista en alergias. El alergista puede ayudar a que los padres de familia decidan si su niño debe recibir su vacuna anual contra la influenza. Un niño que sufre de alergias al huevo puede recibir la vacuna contra la influenza.

Por qué la vacunación contra la gripe es un requisito para el regreso a la escuela de mis hijos

Por Jennifer Pool Miller

Nuestra hija, Caroline, era muy activa, en buena forma física y saludable. Nadaba varias veces a la semana y participaba en lecciones semanales de gimnasia.

Se había vacunado contra la gripe todos los años, excepto uno. Cuando tenía 5 años, la influenza casi le quita la vida. Ese año, la vacuna no estaba disponible antes del comienzo de la escuela. Una vez que comenzó el ajetreado año escolar, la vacuna contra la gripe desapareció de nuestro radar.

A medida que se acercaban las vacaciones de invierno, Caroline llegó a casa de la escuela con un resfriado y una tos ligera. Tiene asma leve y ocasionalmente usa un nebulizador. Pero a medida que avanzaba el día, la respiración de Caroline se hizo más dificultosa que de costumbre. Llamamos a su pediatra, quien nos aconsejó alternar las dosis de sus medicamentos para el asma y mantenernos en contacto. Pero pasada la medianoche su condición había empeorado. El pediatra nos recomendó llevar a Caroline al hospital, solo para estar seguros.

Caroline fue diagnosticada con influenza A y neumonía doble. Los médicos le administraron oxígeno y controlaron su respiración. La trasladaron en ambulancia a otro hospital con una unidad pediátrica especializada, pero sufrió un síndrome de dificultad respiratoria aguda potencialmente mortal y tuvo que ser transportada en helicóptero al Hospital de Niños de Filadelfia.

Se enfrentó a una larga y aterradora lista de complicaciones: gripe, neumonía, sepsis grave, shock séptico, hipoxemia y riesgo de insuficiencia cardiorrespiratoria. Durante las siguientes dos semanas, Caroline permaneció en coma inducido por medicamentos, intubada y conectada a un ventilador oscilante en la unidad de cuidados intensivos pediátricos.

Finalmente, el día de Navidad, la condición de Caroline comenzó a mejorar. El proceso de recuperación fue angustioso, con avances y retrocesos. Y después de tres largas semanas, pudo irse a casa.

Somos afortunados de que nuestra hija haya podido combatir la enfermedad. Su experiencia ha cambiado la vida de toda nuestra familia para siempre. Ahora animo a otras familias a que consideren que la vacuna contra la gripe es esencial antes del regreso a clases.

Jennifer Pool Miller se desempeña como tesorera de Families Fighting Flu (en inglés), una organización nacional sin fines de lucro dedicada a salvar vidas y reducir las hospitalizaciones. Su objetivo es proteger a los niños y sus familias contra la influenza a través de la educación y la militancia. Es una firme defensora (en inglés) de la vacunación anual contra la gripe y se unió a Families Fighting Flu en 2013 después de la aterradora batalla de su hija Caroline contra la gripe. Su familia estableció el Fondo Caroline Miller (en inglés) para la Educación en Enfermería, y el premio "Katie and Caroline P.I.C. YOU" en el Hospital de Niños de Filadelfia para apoyar la educación continua de las enfermeras, en honor al papel integral que desempeñó el personal de enfermería en el cuidado y la recuperación de Caroline.

¿Adónde debo llevar a mi hijo para que reciba la vacuna contra la gripe?

Muchos pediatras ofrecen vacunas contra la gripe, incluida la vacunación desde la acera y desde el auto. El consultorio del pediatra tiene la información de salud de su hijo. Eso facilita el seguimiento de la vacuna contra la gripe en la hisotria clínica de su hijo.

Si se vacunan contra la gripe en otro lugar, recuerde compartir esta información con el pediatra para que la vacunación se incluya en el registro de salud de su hijo.

¡Que la gripe no lo detenga ni a usted ni a su familia!

La mayoría de las personas que contraen la gripe se enferman durante al menos una semana. Pero algunas personas se enferman mucho más. Vacunarse es la mejor manera de prevenir la influenza y las complicaciones graves que pueden derivar de ella, especialmente para las personas con afecciones de alto riesgo como el asma. Por ejemplo, la gripe puede provocar neumonía. Los niños con gripe también pueden desarrollar inflamación cerebral y convulsiones febriles y no febriles​. La vacuna contra la gripe mantiene a las personas fuera del hospital: detiene enfermedades graves y muertes a causa de la gripe.​

La influenza causa miles de muertes en los Estados Unidos cada año. Alrededor de 33 a 199 niños y adolescentes mueren cada año a causa de la gripe: el 80 % de esos niños no estaban completamente vacunados. Incluso los niños que gozan de buena salud y no tienen otras afecciones médicas pueden ser hospitalizados con gripe y desarrollar complicaciones potencialmente mortales.

No hay necesidad de esperar, incluso si su hijo recibió la vacuna contra la gripe del año anterior en marzo o abril. Los niños de 6 meses a 8 años de edad deben recibir dos dosis si es la primera vez que se vacunan contra la influenza o si solo recibieron una dosis de la vacuna contra la influenza antes del 1 de julio. Las dosis se administran con cuatro semanas de diferencia.

Tenemos una vacuna para la gripe, a diferencia de muchos otros virus respiratorios que enferman a los niños. Protejamos a nuestros niños de la gripe cuando podamos.

Información adicional:

Acerca de la Dra. Bryant

Kris Bryant, MD, FAAP, es la directora médica del sistema de epidemiología pediátrica y enfermedades infecciosas en Norton Healthcare en Louisville, Ky., y profesora de pediatría en la Universidad de Louisville. Es miembro del Comité de Enfermedades Infecciosas de la American Academy of Pediatrics.




Última actualización
8/30/2022
Fuente
American Academy of Pediatrics (Copyright © 2022)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos