Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Problemas de salud
Tamaño del texto

La Ciencia Detrás de la Vacuna Contra el COVID-19: Preguntas Frecuentes de los Padres

The Science Behind the COVID-19 Vaccine: Parent FAQs The Science Behind the COVID-19 Vaccine: Parent FAQs

​Muchos padres tienen preguntas sobre las vacunas COVID-19, que ahora están disponibles para cualquier persona de 12 años en adelante. A continuación, encontrará respuestas a algunas de las preguntas más comunes que pueden tener las familias.

¿Cómo funciona la vacuna contra el COVID-19?

La vacuna contra el COVID-19 funciona de manera similar a otras vacunas que ha recibido su hijo. Los gérmenes como el SARS-CoV-2, el virus que causa el COVID-19, invaden y se multiplican dentro del cuerpo. La vacuna detiene este proceso al ayudar al sistema inmunitario a producir proteínas especiales, llamadas anticuerpos, para combatir el virus. Después de la vacunación, su hijo tiene menos posibilidades de contraer el COVID-19. Y, si se infecta con el virus, es posible que no esté tan enfermo como lo estaría sin la vacuna.

¿Cuáles son los tipos de vacunas?

Hasta ahora, la Administración de Alimentos y Medicamentos (Food and Drug Administration, FDA) de los EE. UU. autorizó el uso de emergencia de tres vacunas diferentes. Dos requieren dos dosis (Pfizer y Moderna) y una implica una sola dosis (Johnson & Johnson).

La distribución de la vacuna de una sola inyección se interrumpió temporalmente para buscar posibles lazos con coágulos de sangre raros pero graves informados durante el proceso de monitoreo de seguridad de la vacuna. La FDA levantó la interrupción después de que los datos demostraron que la posibilidad de desarrollar coágulos raros con la vacuna es extremadamente baja, pero continúa monitoreando este riesgo.

Las vacunas contra el COVID-19 que requieren dos dosis son ambas vacunas de ácido ribonucleico mensajero (ARNm). La otra se desarrolló como una vacuna de "vector viral". Todas producen el mismo resultado: proteger a las personas del COVID-19, pero sus sistemas de administración son un poco diferentes.

¿En qué se diferencian las vacunas de ARN y de vector viral?

Las vacunas de ARNm (mRNA) contra el COVID-19 llevan instrucciones a nuestras células para que produzcan elementos inofensivos de la proteína "puntiaguda" que se encuentra en el SARS-CoV-2. Esto desencadena una respuesta del sistema inmunitario que el cuerpo recuerda, si el virus lo invade alguna vez.

Si bien esta tecnología se ha estado estudiando durante décadas, el uso extendido de vacunas ARNm es nuevo. Ellas no usan el coronavirus vivo que causa el COVID-19. El ARNm de la vacuna ingresa en las células donde se aplica la inyección.

Una vez que se crea la proteína, su sistema inmunitario la identifica como a una molécula extraña. El proceso inmunitario comienza, fabricando anticuerpos que se pueden adherir a la proteína.

Las vacunas de vector viral, como las vacunas de ARNm, también les dan instrucciones a sus células inmunitarias. En lugar de llevar las instrucciones a sus células en una burbuja de grasa, como sucede con la vacuna ARNm, se llevan en un virus inofensivo (no el coronavirus que causa el COVID-19).

Ocurre el mismo proceso que con la vacuna de ARNm: las células crean la proteína que se encuentra en el virus que causa el COVID-19, el sistema inmunitario produce anticuerpos para combatirlo y usted está protegido contra el COVID-19.

¿Cómo sabemos que las vacunas contra el COVID-19 son seguras para los niños?

Antes de obtener la autorización de uso de emergencia de la FDA, los ensayos clínicos demostraron que las vacunas COVID-19 eran notablemente seguras y efectivas para adultos y adolescentes de 16 años en adelante. Los ensayos involucraron a decenas de miles de voluntarios. Después de obtener datos de seguridad adicionales para los adolescentes más jóvenes, la FDA extendió la autorización a los adolescentes mayores de 12 años. Se están realizando ensayos clínicos para niños de hasta seis meses de edad.

Las vacunas se continúan controlando muy de cerca. De hecho, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, CDC) dicen que las vacunas contra el COVID-19 tendrán "el control de seguridad más intensivo de la historia de los EE. UU."

¿Cuán efectivas son las vacunas?

Las investigaciones demuestran que todas las vacunas contra el COVID-19 son muy efectivas para evitar que las personas contraigan el COVID-19. También ayudan a prevenir la enfermedad grave, hospitalizaciones y la muerte de quienes contraen el COVID-19.

Los científicos no saben durante cuánto tiempo la inmunidad de la vacuna protegerá a las personas. Esto se sabrá con mayor claridad en el futuro.

¿Cuánto tiempo tardan las vacunas en crear inmunidad?

Después de recibir la segunda dosis de las vacunas de ARNm, el cuerpo tarda unas 2 semanas en crear una inmunidad contra el virus que causa el COVID-19. Con respecto a la vacuna de una dosis, el desarrollo de la inmunidad tarda de 2 a 4 semanas.

¿Las vacunas de ARNm cambian su ADN?

No, el ARNm en realidad no interactúa con su ADN en absoluto. El ADN es su material genético y se almacena en el núcleo de la célula. El ARNm de las vacunas no ingresa al núcleo. Y una vez que sus células inmunitarias han seguido las instrucciones, descomponen el ARNm y lo desechan.

¿Qué vacuna debería recibir mi hijo?

Actualmente, una de las vacunas de dos dosis (Pfizer) está aprobada para adolescentes de 12 a 17 años. Cualquier persona que tenga 18 años o más debería recibir la vacuna que primero esté disponible para ellos. Esto es especialmente importante ahora con el aumento de casos causados por las diferentes cepas del virus, que parecen ser más contagiosas y continúan propagándose a índices alarmantes aquí en los Estados Unidos y globalmente. Las vacunas contra el COVID-19 son gratuitas, tenga o no seguro de salud.

¿Qué se sabe sobre los efectos secundarios de la vacuna?

Todavía estamos esperando información más detallada sobre los efectos secundarios en niños menores de 12 años. Algunas personas no presentan ningún efecto secundario. Pero con respecto a aquellos que tienen 12 años o más, los efectos secundarios más comunes que se han informado incluyen:

  • Dolor, enrojecimiento e hinchazón en el lugar donde se aplicó la vacuna

  • Fiebre

  • Escalofríos

  • Dolor de cabeza

  • Fatiga

  • Náuseas

  • Dolores musculares

Aunque también es poco común, algunas personas han tenido reacciones alérgicas graves a la vacuna contra el COVID-19. Es por eso que usted deberá esperar de 15 a 30 minutos después de recibir la vacuna. Si usted es una de las pocas personas que tiene una reacción alérgica, existen medicamentos para tratarlo rápidamente.

En cuanto a los efectos secundarios a largo plazo, los CDC dicen que esto es poco probable. Tenemos años de investigación y seguimiento de otras vacunas que demuestran que los efectos secundarios casi siempre ocurren dentro de las seis semanas de recibir una vacuna.

¿Es seguro vacunarme si estoy amamantando?

En este momento, no hay evidencia de que la vacuna COVID-19 cause problemas de seguridad durante la lactancia. El Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos (American College of Obstetricians and Gynecologists, ACOG) recomienda que se ofrezca la vacuna a las mujeres embarazadas y en período de lactancia cuando sean elegibles.

¿Pueden las vacunas contra el COVID-19 afectar la fertilidad?

No hay evidencia de que ninguna vacuna, incluidas las de COVID-19, cause efectos secundarios de fertilidad. Las vacunas no afectan la pubertad ni el desarrollo reproductivo de un niño de ninguna manera. Es seguro para las mujeres embarazadas y cualquier persona que quiera quedar embarazada en el futuro. De hecho, entre los millones de personas ahora inmunizadas, hay mujeres que recibieron la vacuna contra el COVID-19 durante el embarazo y mujeres que quedaron embarazadas después de recibirla. Los médicos han observado estos casos de cerca y no han informado de ningún problema de seguridad.

¿Se utilizaron células fetales en el desarrollo de la vacuna contra el COVID-19?

Ninguna de las vacunas contiene células fetales. Todas las vacunas han utilizado líneas celulares fetales en algún momento, pero existe una diferencia entre las células fetales y las líneas celulares fetales.

Las líneas celulares fetales se han cultivado en laboratorios desde la década de 1960. Estas células se han multiplicado, creando generaciones de líneas celulares fetales. Esto significa que las células que tenemos hoy en día ya no contienen tejido fetal. Varios grupos religiosos e institutos de bioética han emitido declaraciones y orientación sobre las vacunas contra el COVID-19. Por ejemplo, la Conferencia de Obispos Católicos de los EE. UU. declara que vacunarse es moralmente justificable dadas las circunstancias. El Charlotte Lozier Institute (Ingles) tiene información disponible para aquellos que quieran obtener más información sobre este tema.

Más información

Última actualización
5/28/2021
Fuente
American Academy of Pediatrics (Copyright © 2021)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos