Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Problemas de salud
Tamaño del texto

Dar a luz con positivo por COVID-19: preguntas frecuentes

Es común que los futuros padres tengan preguntas para cerciorarse de que sus recién nacidos permanezcan sanos durante y después del parto en el hospital. ¿Pero qué sucede si va a dar a luz a su bebé y ha dado positivo para la prueba del SARS-CoV-2, el virus que causa el COVID-19?

Todavía hay mucho que tenemos que aprender sobre el COVID-19. Veamos primero lo que puede esperar cuando es hora de dar a luz a su bebé y entérese de qué medidas pueden ayudar a que todos se mantengan sanos.

¿Si tengo COVID-19 cuando tenga a mi bebé, mi recién nacido nacerá enfermo?

Hasta ahora, muy pocos bebés nacidos de madres con COVID-19  han tenido una prueba positiva del virus en los primeros días de vida. Tampoco exiten informes publicados sobre recién nacidos que hayan fallecido durante la estadía en el hospital después del parto debido una infección por ​SARS-CoV-2. Los recién nacidos y bebés pequeños que se contagian del virus se pueden enfermar hasta el punto de necesitar ser hospitalizados, pero la mayoría se recuperan.

¿Si el resultado de mi prueba del COVID-19 es positiva, podrá mi pareja estar conmigo en la sala de parto cuando tenga a mi bebé?

Basados en la más reciente evidencia, la American Academy of Pediatrics (AAP) está de acuerdo con permitir a las mujeres con COVID-19 tener a sus parejas en la sala de parto cuando están dando a luz a su bebé. Sin embargo, cada hospital tiene sus propias disposiciones al respecto, así que averigüe con el hospital donde va a dar a luz a su bebé.

Usted deberá usar una mascarilla durante el parto para ayudar a prevenir que el virus se esparza a su bebé y a otros durante el parto. Su pareja que no tiene la infección debe también usar mascarilla o tapabocas y cumplir con las recomendaciones de seguridad del hospital y de la sala de partos.

¿Qué pasará tan pronto como nazca mi bebé?

Su bebé recibirá la atención que normalmente se brinda inmediatamente después del nacimiento. Por ejemplo, es normal tener que esperar para sujetar con una pinza al cordón umbilical. A no ser que usted esté muy enferma, podrá sujetar a su bebé contra su piel. Bañarán a su bebé después del  parto para eliminar cualquier virus de la piel.

¿Puede mi bebé sano quedarse en mi habitación del hospital conmigo si tengo COVID-19?

Cuando se toman medidas para prevenir que se esparza el virus, las madres y sus bebés pueden permanecer juntos. También es bueno y seguro para usted que amamante a su bebé. Use mascarillas y lávese las manos o use desinfectante para manos que contenga por lo menos 60 % de alcohol cada vez que tenga contacto directo con su bebé. La pareja y otros miembros de la familia deben usar cubiertas de tela para la cara y lavarse las manos con frecuencia cuando tocan o cargan al bebé, incluso si no tienen COVID-19. 

Si su recién nacido se queda en su habitación, cerciórese de mantener una distancia sana cuando no está prestándole atención directa a su bebé. El hospital podría proveer una cuna cubierta con un plástico transparente para ayudar a proteger a su bebé de gérmenes de la habitación del hospital. También le ayuda a mantener una distancia sana y le permite ver a su bebé.

Si sus síntomas son severos, puede que no sea posible que usted se cuide y prestarle atención a su bebé con seguridad. En este caso, puede ser mejor que se quede en una habitación separada de su bebé o dejar que un cuidador que no esté infectado cuide de su bebé en su habitación.

¿Deben hacerle una prueba del COVID-19 a mi bebé en el hospital?

Sí, si las pruebas están disponibles. A los recién nacidos de madres que tienen COVID-19 por lo general les hacen la prueba entre las 24 y 48 horas después del nacimiento. Si la prueba es positiva, le harán pruebas a su bebé cada 48 a 78 horas hasta que tenga dos resultados negativos seguidos.

Si su bebé da positivo, pero no tiene ningún síntoma, tenga previsto que tiene que hacer seguimiento con su pediatra con regularidad durante los primeros 14 días después del nacimiento del bebé.

¿Puedo visitar a​ mi bebé si es necesario que permanezca en UCIN?

Durante la pandemia, la mayoría de las unidades de cuidado intensivo neonatales (UCIN) limitan el número de visitantes para evitar que los bebés se contagien del virus. Si usted o su pareja tienen resultados positivos del COVID-19 o se sospecha que lo tengan, no debe visitar la UCIN mientras pueda transmitir el virus.

Se recomienda a las madres que no pueden visitar la UCIN que proporcionen leche materna extraída para su bebé.

¿Qué pasa después de que regrese a casa con mi nuevo bebé?

Una vez que esté en casa, lave sus manos con agua y jabón por lo menos durante 20 segundos antes de tocar o cargar a su bebé. Use un desinfectante para manos con por lo menos un 60 % de alcohol si no tiene disponible agua y jabón. Junto con un buen lavado de las manos, continúe usando una cubierta de tela para la cara hasta que:

  • Hayan pasado por lo menos 10 días desde que tuvo una prueba positiva y no ha mostrado síntomas.

  • Los síntomas hayan mejorado y hayan pasado por lo menos 10 días desde el primer día que se sintió enferma.

  • Hayan pasado 10 días desde que obtuvo un resultado positivo de la prueba cuando vino a dar a luz.

Si alguien en su hogar está enfermo con COVID-19, deben permanecer por lo menos a 2 metros (6 pies) de distancia tanto como sea posible. Deben usar una cubierta de tela para la cara y lavarse las manos si deben prestarle atención a su bebé.

Mientras le da la bienvenida a su nuevo pequeño en casa durante la pandemia, no olvide cuidar de sí misma. Acoplarse a la vida con un recién nacido puede ser difícil en épocas normales. Con un nuevo bebé en casa durante el COVID-19, es importante obtener ayuda cuando la necesite.

Recuerde

Seguimos aprendiendo más sobre cómo el COVID-19 afecta a los bebés antes, durante y después del parto. Si usted tiene alguna pregunta sobre la salud de su recién nacido durante el COVID-19,   llame a su pediatra. Las visitas de control con su médico son importantes para cerciorarse de que el desarrollo de su bebé va bien, para hablar de nutrición y comportamiento y para obtener las vacunas que su bebé necesita para mantenerse sano. Es seguro y su pediatra quiere atenderlo.

Información adicional:

Sobre la Dra. Puopolo

Karen Puopolo, MD, PhD, FAAP, es miembro del Comité de Fetos y Recién Nacidos de la AAP y es neonatólogo​ tratante en el Hospital Infantil de Filadelfia, y presidente de la Sección de Pediatría del Neonato en el Hospital de Pensilvania.​




Última actualización
2/18/2021
Fuente
American Academy of Pediatrics (Copyright © 2020)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos