Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Vida familiar
Tamaño del texto

Cómo tener una consulta de telesalud desde la Universidad

Sabes comer bien, ejercitarte y dormir lo suficiente cuando estás en la universidad. Pero estar al día con las visitas de rutina al médico o ver a un médico cuando tienes algún problema puede parecer un desafío. Si todavía tienes un pediatra en casa que te conoce bien o si tienes un médico nuevo, ellos siguen siendo una fuente confiable para guiarte con tu salud.

La telesalud (visitas por video o teléfono con el médico) hace posible mantenerse en contacto con tu médico cuando estás lejos o no puedes llegar fácilmente al consultorio. El centro de salud de tu universidad también puede ofrecer servicios de telesalud para los estudiantes. Esta opción significa que puede obtener la ayuda que necesita en el lugar y el momento adecuados.

No retrases las consultas

Podrías no sentirte bien, o tener algunas inquietudes importantes o menos importantes. Estas son algunas de las razones por las que deberías pedir una consulta de telesalud:

  • Síntomas de resfrío o gripe

  • Sarpullido en la piel

  • Dolores de estómago, dolores de cabeza

  • Conjuntivitis

  • Reabastecimiento de medicamentos

  • Sensación de estrés o ansiedad

  • Afecciones médicas actuales (como asma o diabetes) que tienes que controlar

  • Tienes preguntas sobre el COVID-19 y las vacunas contra el COVID-19

  • Tienes preguntas sobre las relaciones o la salud sexual

  • Necesitas ayuda para tratar el consumo de sustancias

Si estás preguntándote si deberías llamar a tu médico, ¡llámalo! Pregunta si ofrece telesalud como una opción y programa una cita. Es posible que puedas hacerlo en el portal del sitio web del consultorio de tu médico o a través del sistema de registros de salud electrónico. Hazles saber si necesitas algo para que la consulta funcione mejor para ti, como un intérprete de lengua de señas.

Planifica la privacidad

Así como planificas un momento tranquilo para estudiar, también deberías planificar tu consulta de telesalud. Aquí te damos algunos consejos:

Conoce el programa de tu compañero de habitación

Probablemente sabes cuándo tu compañero de habitación estará en clase y fuera de la habitación. De lo contrario, ¡pregúntale! Dile que debes programar una reunión virtual con tu médico y necesitas saber cuándo sería un buen momento. Luego haz la cita para que se adapte a un momento en el que puedas tener privacidad.

En la residencia estudiantil

Con frecuencia hay una habitación vacía o sala de estudio en el piso o cerca de la sala de estar, que puedas usar solo. Consulta al asesor de residentes o en la recepción si no estás seguro. Si la puerta no tiene llave, coloca un letrero en la puerta que diga "estudiando, silencio" con una hora de finalización.

Fuera del campus

Si estás en un departamento o una casa, elige una habitación que sea lo más silenciosa posible.

Otros edificios

Las bibliotecas muchas veces tienen salas de estudio privadas. Los departamentos de las universidades también. Los centros de estudiantes pueden tener salas de reuniones. Verifica por adelantado si estas salas se usan con reserva o por orden de llegada.

Cómo me comuniqué con mi médico desde la residencia estudiantil

"Me encantan las consultas de telesalud porque son más prácticas y casuales que las citas normales con el médico. No tengo un automóvil en el campus, por lo que a veces es difícil ir al médico. La última vez que tuve una consulta virtual, pude hablar desde mi residencia estudiantil. Elegí un momento en el que mis compañeros de habitación estaban en clase porque si bien disfruto vivir con ellos, no quiero que escuchen mis consultas con el médico. Hablar con mi médico por videollamada se sintió más como hablar con un amigo y menos como una cita con el médico".

—Mary Elizabeth Klein
Panel Asesor de Adultos Jóvenes de Telesalud de la AAP

Prepárate

Sin importar donde te instales, no te olvides de usar auriculares para escuchar al médico de manera privada. Siéntate cerca de una ventada o una lámpara con buena iluminación. Apaga las demás pantallas y la música para que la sala sea lo más silenciosa posible. Prueba el enlace del consultorio e infórmales si tienes algún problema.

Al comienzo de la consulta te pedirán que des tu consentimiento. Esto significa que estás de acuerdo en ver a tu médico usando la videollamada o por teléfono. Probablemente te pedirán que no grabes la consulta. El médico tampoco grabará tu consulta. Esto es por motivos de privacidad. Y no te preocupes, tu médico te hablará sobre la confidencialidad de la consulta. Te dirán si tienen que compartir información sobre tu consulta con tus padres o cuidadores.

A veces, puede existir la necesidad de programar una visita en persona después de la consulta de telesalud. Esto podría ser porque es necesario hacer un examen físico o análisis de laboratorio, aplicar vacunas u otro tipo de atención en persona. Tu pediatra puede indicarte que vayas al centro de salud del campus o derivarte a un consultorio médico local. Es posible que tengas que hacer un seguimiento con tu médico de cabecera la siguiente vez que vayas a tu casa.

Recuerda

Es importante cuidar tu salud física y mental cuando estás lejos de casa. Si sientes algo de ansiedad con el comienzo de un nuevo año escolar o te sientes agotado al comenzar los exámenes finales, infórmaselo a tu médico. La telesalud significa que no tienes que posponer tu salud y que la ayuda puede estar a un clic de distancia. Comunícate con tu pediatra o médico de atención primaria para ver si puedes programar una consulta de telesalud. Hazles saber si estás en un estado diferente y podrán indicarte la mejor manera de coordinar una consulta. Si necesitas un médico nuevo, consulta a tu pediatra o en el centro de salud del campus para ver si te pueden recomendar alguno.

Encontrar un espacio privado y el momento para una consulta de telesalud puede tomar algo de esfuerzo. ¡Es posible que ya tengas práctica con eso como estudiante universitario!

Mas información

Este artículo cuenta con el respaldo de la Administración de Recursos y Servicios de Salud (HRSA) del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) de los EE. UU. como parte de un premio por un total de $ 6,000,000 sin porcentaje financiado por fuentes no gubernamentales. Los contenidos pertenecen a los autores y no representan necesariamente las opiniones oficiales ni el respaldo de HRSA, HHS o el gobierno de los EE. UU.

Última actualización
8/24/2021
Fuente
American Academy of Pediatrics (Copyright © 2021)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos