Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Vida familiar
Tamaño del texto

Cómo darle la bienvenida a un niño o adolescente a un hogar de acogida

Empezar a ser parte de un hogar de acogida es un momento emocionalmente traumático para los niños y los adolescentes, ya que ocurre después de la separación de sus familias y de todo lo que conocen. Es probable que los niños y adolescentes necesiten tiempo para adaptarse a esta enorme transformación en sus vidas.

Estas son algunas cosas que puede hacer para ayudar a que esta adaptación sea un poquito más fácil tanto para usted como para el niño o el adolescente.

Antes de que llegue el niño o el adolescente:

  • Prepárele su habitación.

  • Prepare al resto de la familia diciéndoles lo que usted sabe (por ejemplo, el nombre, la edad, si es varón o mujer, lo que le gusta y lo que no).

Cómo pueden los padres de cuidado temporal o de parentesco ayudar al niño o al adolescente:

  • Trate de enterarse de algo de lo que al niño le gusta o no le gusta antes de que lo reciban en su casa.

  • Si fuera posible, tómese un par de días libres del trabajo para ayudar al niño a instalarse.

  • Intente que esté toda la familia presente para dar la bienvenida al niño o al adolescente a su hogar o reúna a todos lo antes posible.

  • Si sabe de algo en particular que le gusta al niño o al adolescente, intente dárselo de regalo de bienvenida: puede ser algo pequeñito.

  • Muéstrele toda la casa, en especial su habitación y qué baño podrá usar.

  • Pregunte al niño lo que le gusta y lo que no (por ejemplo, comidas, ropa, juegos, libros, programas de televisión).

  • Explique amablemente algunas de las principales reglas de la casa (por ejemplo, las horas de comer, las horas de ir a la cama, el tiempo para ver televisión, video y teléfono: "Todos cooperamos para poder tener tiempo para descansar o jugar").

  • Explique las reglas básicas:

    • No insultar: "Usamos palabras agradables para dirigirnos unos a los otros".

    • No tomar algo sin permiso (robar): "Si necesitas algo, puedes pedirlo y hablaremos al respecto".

    • No mentir: "Queremos aprender a confiar los unos en los otros".

  • Esté listo para hablar varias veces sobre las reglas de la casa.

  • Haga saber al niño que está bien hacer preguntas si necesita saber dónde está alguna cosa, cómo hacer algo que no le resulta familiar o cuáles son las reglas.

Empatice con el niño o el adolescente sobre lo difícil que es ir a vivir con extraños, pero

Última actualización
8/20/2018
Fuente
Welcome A Child or Teen into Foster Care: For Foster and Kinship Parents (Copyright © 2012 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos