Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Vida familiar
Tamaño del texto

Hábitos saludables para el uso de pantallas en la infancia y adolescencia

​​​Las pantallas en todas sus formas, incluyendo la televisión, computadoras y teléfonos inteligentes pueden afectar cómo los niños sienten, aprenden, piensan y se comportan. Sin embargo, usted como padre continúa siendo la influencia más importante.

Continúe leyendo para obtener consejos sobre cómo ayudar a sus hijos a desarrollar hábitos saludables de uso de las pantallas desde el principio.

El uso de las pantallas y sus hijos

Existen riesgos y beneficios que vienen con el uso de los dispositivos digitales y la clave es desarrollar hábitos que ayuden a su familia a lograr un equilibrio saludable. Puede decidir qué uso de pantallas es mejor para su familia. Recuerde, todos los niños y adolescentes necesitan dormir lo suficiente (8 a 12 horas, según la edad), actividad física (1 hora) y tiempo lejos de los medios. (Consulte el cuadro a continuación para ver las pautas generales para el uso de pantallas según la edad).

Debido a que los niños están creciendo en una época de experiencias de uso de las pantallas altamente personalizadas, los padres deben desarrollar planes personalizados para sus hijos sobre el uso de estas pantallas. Los planes deben tener en cuenta la edad, la salud, la personalidad y la etapa de desarrollo de cada niño.

​​Cree un plan familiar de uso de pantallas en HealthyChildren.org/MediaUsePlan/ES. Esto le permitirá tener expectativas y límites consistentes sobre el uso de los dispositivos digitales que ayudarán a sus hijos a equilibrar el acceso a las patallas con otras actividades saludables.

Guía de uso de pantallas para familias

Edad Descripción
Guía de uso de pantallas

Menores de 2 años

Los niños menores de 2 años aprenden y crecen cuando exploran el mundo físico que los rodea. Sus mentes aprenden mejor cuando interactúan y juegan con sus padres, hermanos, cuidadores y otros niños y adultos.

Los niños menores de 2 años tienen dificultades para comprender lo que ven en las pantallas y cómo se relaciona con el mundo que los rodea.

Sin embargo, los niños de 18 a 24 meses de edad pueden aprender de medios educativos de alta calidad, si sus padres juegan o ven con ellos y les vuelven a enseñar las lecciones.

  • El uso de las pantallas debe ser muy limitado y solo cuando un adulto esté listo para ver, hablar y enseñar (por ejemplo, chatear por video con la familia y los padres).

  • Si desea introducir dispositivos digitales a niños de 18 a 24 meses:
    • Elija programación de alta calidad.

    • Utilice las pantallas junto con su hijo.

    • Evite el uso de pantallas en solitario.

De 2 a 5 años

A los 2 años de edad, muchos niños pueden entender y aprender palabras a través de chats de video en vivo. Los niños pequeños pueden escuchar o unirse a una conversación con sus padres.

Los niños de 3 a 5 años tienen mentes más maduras, por lo que un programa educativo bien diseñado como Plaza Sésamo (con moderación) puede ayudar a los niños a aprender habilidades sociales, lingüísticas y de lectura.

  • Limite el uso de la pantalla a no más de 1 hora por día.

  • Encuentre otras actividades para sus hijos y que sean saludables para sus cuerpos y mentes.

  • Elija pantallas que sean interactivas, no violentas, sino educativas y prosociales.

  • Mire y juegue junto con sus hijos.

Mayores de 5 años

Los estudiantes de primaria y los adolescentes de hoy están creciendo inmersos en los dispositivos digitales. Incluso pueden tener su propio dispositivo móvil y otros dispositivos para acceder a los medios de comunicación.

  • Asegúrese de que el uso de los dispositivos no desplace otras actividades importantes, como el sueño, el tiempo en familia y el ejercicio.

  • Verifique el uso que sus hijos hacen de pantallas para su salud y seguridad.

Preadolescentes y adolescentes

Es más probable que los preadolescentes y los adolescentes tengan cierta independencia en lo que eligen y miran, y pueden estar consumiendo contenidos sin la supervisión de los padres.

Los padres deben involucrar a los preadolescentes y adolescentes en conversaciones sobre el uso de las pantallas, la ciudadanía digital, lo que han visto o leído, con quién se comunican y lo que han aprendido del uso de los dispositivos.


Consejos para el uso saludable de dispositivos digitales en su familia

  • No se sienta presionado a usar la tecnología muy rápido. Los dispositivos digitales son diseñados para ser intuitivos y los niños aprenden rápidamente.

  • Averigüe qué tipo y cuántos dispositivos se usan y qué comportamientos son apropiados para cada niño y para usted. Establezca límites coherentes en las horas de uso de las pantallas, así como en los tipos de pantallas utilizadas.

  • Seleccione y mire las pantallas con su hijo para que puedan usar estos dispositivos para aprender, ser creativos y compartir estas experiencias con su familia.

  • Controle el uso de las pantallas de sus hijos para su salud y seguridad.

  • Deje de usar dispositivos o pantallas durante 1 hora antes de acostarse. No deje que sus hijos duerman con dispositivos como los teléfonos inteligentes.

  • Desaliente los contenidos de entretenimiento mientras hace la tarea.

  • Planifique momentos juntos libres de pantallas, como cenas familiares.

  • Establezca lugares "desenchufados" y libres de pantallas en los hogares, como los dormitorios.

  • Participe en actividades familiares que promuevan el bienestar, como deportes, lectura y conversación.

  • Dé un buen ejemplo. Apague el televisor y ponga su teléfono inteligente en "no molestar" durante los momentos libres de pantallas con su familia.

  • Use sitios como Common Sense Media (en inglés) para ayudarlo a decidir si las películas, los programas de televisión, las aplicaciones y los videojuegos son apropiados para la edad y el contenido de sus hijos y los valores de su familia.

  • Comparta las reglas de pantallas de su familia con los cuidadores o los abuelos para ayudar a garantizar que las reglas sean consistentes.

  • Hable con sus niños y adolescentes sobre ciudadanía y seguridad en línea. Esto incluye tratar a los demás con respeto cuando están en línea, evitar el acoso cibernético y el sexting, desconfiar de las solicitudes que les lleguen y salvaguardar la privacidad.

  • Recuerde que su opinión cuenta. La televisión, los videojuegos y otros productores de medios de comunicación, emisores y patrocinadores prestan atención a las opiniones del público. Para obtener más información visite el sitio web de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por sus siglas en inglés).

  • Anime a su escuela y comunidad a abogar por mejores programas de uso de pantallas y hábitos más saludables. Por ejemplo, organice una "semana sin pantallas" en su ciudad junto con otros padres, profesores y vecinos.

Información adicional:

Última actualización
7/26/2022
Fuente
Adapted from Beyond Screen Time: A Parent’s Guide to Media Use (Copyright © 2020 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos