Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Edades y Etapas
Tamaño del texto

Sexo, identidad de género y pubertad

Padres: aunque no hayan experimentado personalmente la diversidad de género en su propia familia, su hijo seguramente tiene un amigo o un compañero de clase con diversidad de género. Extracto adaptado de "You-ology: A Puberty Guide for Every Body (Guía de la pubertad para todos los cuerpos)" puede ayudarles a comprender lo que ocurre durante la pubertad en sus propios cuerpos y en el de todos.

Cuando naciste, una de las primeras frases que dijo el médico o la partera fue probablemente "¡Es una niña!" o "¡Es un niño!". ¿Por qué dijeron eso?

Echaron un vistazo a tus genitales e hicieron el anuncio. Si dijeron que eras un niño, probablemente algunas personas te hayan regalado ropa de bebé azul. Es posible que las personas hayan dado por sentado que te gustarían más los camiones que las muñecas. Si dijeron que eras una niña, quizá las personas de tu entorno pensaron que te gustaría más el ballet que el béisbol o el rosa más que el azul.

La verdad es que tus partes íntimas no determinan lo que te gusta hacer, lo que te gusta vestir o quién eres por dentro. No tienen nada que ver con los deportes que practicas, los amigos que eliges o el color de los zapatos que usas. Puedes decidir todo eso por tu cuenta.

Sexo asignado al na​cer

Cuando una persona mira los genitales de un bebé y dice "es una niña" o "es un niño", eso se llama el sexo asignado al nacer porque, bueno, se asigna al nacer. ¿Tiene sentido? Si un bebé nace con pene, su sexo asignado al nacer es masculino. Si una bebé nace con vulva, su sexo asignado al nacer es femenino. Algunos bebés nacen con genitales que no definen claramente un pene y un escroto ni una vulva. A estos bebés se les asigna un sexo diferente al nacer llamado intersexual.

La mayoría de los bebés que nacen con pene crecen sintiéndose también un niño por dentro. Eso se llama ser cisgénero (cis- significa "igual"). Esta palabra describe a las personas cuyo sexo asignado al nacer coincide con el que sienten por dentro. La mayoría de las personas son cisgénero.

Sin embargo, hay algunos bebés que nacen con pene y crecen sintiéndose una niña por dentro. Eso se llama ser transgénero (trans- significa "cruzar" u "opuesto"). Del mismo modo, si una bebé que nace con vulva crece sintiéndose una niña, es una niña cisgénero. Si esa bebé crece sabiendo que es un niño, entonces es un niño transgénero.

¿Qué es la identidad de géne​ro?

A veces se necesita tiempo para descubrir cómo te sientes, y eso también es normal. Saber y sentir que eres un niño, una niña, un poco de ambos o que no eres ninguno de los dos (independientemente de los genitales que tengas) se llama identidad de género.

Está bien si descubrir cómo te sientes te parece un poco confuso. Si nunca has pensado en esto, probablemente seas cisgénero y tus genitales coincidan con lo que sientes por dentro. Pero algunos niños tienen pensamientos de confusión, frustración o tristeza sobre cómo su cuerpo no les sienta del todo bien.

No puedes evitar lo que sientes, y no hay una forma incorrecta o correcta de ser cuando se trata de la identidad de género. Eres quién eres y eso hace que el mundo esté lleno de personas únicas e interesantes. Si no te sientes bien con tu identidad, es importante que se lo digas a un médico, a un terapeuta o a otro adulto de confianza que pueda ayudarte.

Dato curio​so

Las personas transgénero siempre han existido. Existen algunos registros con 4,500 años de antigüedad ¡que demuestran que las personas transgénero formaban parte de las comunidades de esa época!

Cómo transitar ​la pubertad

No es ningún secreto que tu cuerpo debe sufrir cambios durante la pubertad para que un día puedas tener un bebé si así lo decides. De esta forma, la especie humana continúa. El paso por la pubertad también forma parte de convertirse en adulto, ser capaz de llevar a cabo los deberes importantes de los adultos y llegar a ser la mejor versión de uno mismo. Estos cambios indican que tu cuerpo crecerá más y tus partes íntimas tendrán un cambio de aspecto extremo.

Para algunas personas, los cambios corporales por fuera durante la pubertad no coinciden con lo que sienten por dentro. O para algunos, los cambios externos se sienten totalmente fuera de lugar. Si fueras un niño cisgénero (que nació con un pene y se siente niño), y de repente te empezaran a salir pechos grandes y tuvieras la regla, probablemente te sentirías muy mal. Del mismo modo, si fueras una niña cisgénero y te empezara a crecer el bigote, a salir una voz grave y a tener un pene, te sentirías muy mal e incluso podrías sentir pánico.

Cómo acepta​r sentimientos importantes

En cualquiera de los casos, tú y tus padres recibirán sin duda la ayuda del médico. En los niños con diversidad de género, tales como transgénero o género no binario (que no se sienten ni niña ni niño por dentro, o que se sienten un poco de ambos), los cambios corporales que se producen pueden sentirse sencillamente fuera de lugar y generar estos mismos sentimientos. Cuando los cambios corporales no coinciden con el género que llevan por dentro, pueden sentir que su cuerpo está desarrollando partes equivocadas o que sus genitales no coinciden con cómo se sienten.

Si alguien experimenta mucha angustia y preocupación porque su cuerpo no coincide con su identidad de género, eso se llama disforia de género. Para ellos, hablar con un médico también es importante. Sin embargo, no todos los niños no binarios o transgénero experimentan disforia de género.

Algunos niños con diversidad de género se sienten bien con su cuerpo y sus cambios. Es posible que no se sientan molestos o angustiados por los cambios. Lo más importante es que todo el mundo reciba apoyo para encontrar una forma de sentirse bien con su cuerpo y que cada uno pueda expresarse de la forma que le resulte mejor.

Cada uno es d​iferente

Al igual que a los niños con pubertad precoz, a algunos niños transgénero y no binarios se les puede recetar un medicamento para detener la pubertad. Eso les permite detener los cambios hasta que trabajen con sus médicos, su consejero y su familia para determinar lo que les resulte mejor.

Una vez que sean un poco mayores, pueden optar por dejar el medicamento bloqueador, y la pubertad continuará. Otros niños con diversidad de género pueden optar por comenzar con otro medicamento que pueda ayudar a su cuerpo a continuar con la pubertad de la forma que les resulte mejor.

En el caso de alguien que experimenta disforia de género, es sumamente importante obtener ayuda de un equipo confiable y comprensivo de médicos, consejeros y quizá incluso de otras personas que hayan atravesado la misma situación.

Ya sea que estén tomando o no medicamentos para detener la pubertad, algunos niños con diversidad de género se sienten mejor cuando los cambios corporales resultan menos notorios. También pueden usar ropa, peinados, accesorios u otra indumentaria para que su apariencia coincida mejor con su identidad de género.

Algunos niños con diversidad de género a los que les están creciendo los pechos pueden usar sostenes deportivos o fajas de pecho para comprimirlos y que no se noten tanto. Es posible que algunos niños con diversidad de género no quieran que otros vean el bulto frontal por su pene y escroto en crecimiento. Para que sea menos obvio, pueden usar pantalones cortos de compresión u ocultar el pene y el escroto entre las piernas, lo que algunos niños llaman tucking.

Aunque fajar y ocultar partes del cuerpo pueden hacerlas menos notorias, pueden ser métodos incómodos o perjudiciales si se realizan sin cuidado, por lo que es importante hablar de esto con un médico que les entienda.

Recuerda

Si estás teniendo experiencias en la pubertad que no se sienten bien, queremos asegurarnos de que hables con uno de tus padres o con otro adulto de confianza, porque hay muchas formas de que te ayuden. Si tu pubertad es precoz, es tardía o simplemente no se siente bien, tu médico puede orientarte a ti y a tu familia. Los médicos, los enfermeros y los consejeros de atención médica están dispuestos a ayudarte a afrontar los sentimientos importantes y a encontrar la manera de que la pubertad se sienta mejor y adecuada.

Cuando las personas entiendan que nadie puede cambiar la forma en que se sienten por dentro, y que cada persona es importante y valiosa, entonces el mundo será más sencillo y mejor para TODOS los cuerpos.​

Más información

Acerca de las autoras

Melisa Holmes, MD, FACOG, es obstetra y ginecóloga, es cofundadora y directora ejecutiva de Girlology, una aplicación de bienestar líder que apoya a niñas y cuidadores. Además, es cofundadora de Period Education Project, una organización nacional sin fines de lucro que capacita a estudiantes de medicina para que impartan educación sobre la salud menstrual en comunidades con pocos recursos.

Trish Hutchison, MD, FAAP, es una pediatra certificada por la junta, así como cofundadora y directora ejecutiva de Girlology, una aplicación de bienestar líder que apoya a niñas y cuidadores. También es cofundadora de Period Education Project, una organización nacional sin fines de lucro que capacita a estudiantes de medicina para que impartan educación sobre la salud menstrual en comunidades con pocos recursos.

Kathryn Lowe, MD, FAAP, es pediatra licenciada y forma parte del comité ejecutivo de la sección de salud y bienestar LGBT de la American Academy of Pediatrics.


Última actualización
3/16/2022
Fuente
Adapted from You-ology: A Puberty Guide for Every Body (Copyright © 2022 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos