Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Edades y Etapas
Tamaño del texto

¿Es segura la leche de fórmula para bebé hecha en casa?

Is Homemade Baby Formula Safe? AAP Answers Here Is Homemade Baby Formula Safe? AAP Answers Here

Por Steven A. Abrams, MD, FAAP

Los bebés necesitan nutrientes en un equilibrio específico para crecer sanos: ni demasiado de algo ni muy poco. La leche materna contiene exactamente todos los nutrientes y en las cantidades necesarias, y la fórmula para bebés puede proporcionar una excelente nutrición cuando las familias no pueden o deciden no amamantar. Pero, tenga presente:

Es importante para la salud del bebé utilizar solamente los productos que cumplen con las normas establecidas por el gobierno federal y prepararlos de acuerdo con las instrucciones de la etiqueta.

Los riesgos de las recetas caseras de leche de fórmula para bebés

Aunque las recetas de fórmulas caseras que circulan por Internet pueden parecer saludables, menos costosas o una respuesta a la escasez de fórmulas para bebés, son riesgosas. Es posible que la fórmula casera no sea segura ni satisfaga las necesidades nutricionales de su bebé. La Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) informa que algunos bebés alimentados con fórmula casera han sido hospitalizados por hipocalcemia (calcio bajo), por ejemplo.

A continuación, le brindamos algunos consejos de la American Academy of Pediatrics (AAP)sobre la alimentación con fórmula

Si usted alimenta a su bebé con fórmula, cerciórese de siempre:

  • Elegir una fórmula que haya sido evaluada y que cumpla con los requisitos nutricionales mínimos establecidos por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos, FDA (en inglés).

  • Prepararla de acuerdo con las instrucciones de la etiqueta, a no ser que reciba otras instrucciones por parte del pediatra para satisfacer ciertas necesidades específicas de su bebé.

Es importante que NO haga lo siguiente:

  • No prepare una fórmula para hacer en casa con ingredientes de la tienda, tales como leche de vaca en polvo o lecha cruda y azúcar.

  • No alimente a su bebé menor de 1 año con leche de vaca o cualquier otro sustituto de la leche que encuentre en la sección de productos lácteos del supermercado, tales como la leche de almendra o bebidas de soja (algunas veces tiene la palabra leche en la etiqueta).

  • No utilice formulas importadas de otros países que no hayan sido evaluadas por la FDA.

  • No añada agua (aguar) las fórmulas cuando mezcle la fórmula en polvo ni añada agua a las fórmulas líquidas listas para servir que no vienen de forma concentrada.

¿Por qué no puedo preparar mi propia fórmula o usar leche de vaca o sustitutos de la leche disponibles en los estantes de productos lácteos del supermercado?

Aunque alimentar a los bebés con leche de vaca o preparar fórmulas caseras eran prácticas comunes en décadas pasadas, ahora no se consideran prácticas seguras o que se recomienden. En los Estados Unidos, las leyes y otras disposiciones del gobierno se encargan de que las fórmulas para bebé que se venden en las tiendas cumplan con ciertas normas estrictas sobre sus ingredientes que tienen como propósito estimular un desarrollo y crecimiento sano.

La FDA también supervisa cómo se fabrican y cómo se almacenan las fórmulas que han sido aprobadas. El gobierno inspecciona tanto las fórmulas como las instalaciones donde se fabrican con regularidad para asegurarse de que se cumplan las normas establecidas para evitar contaminación y descomposición.

Las mezclas de fórmulas hechas con ingredientes que se consiguen en internet o de otras fuentes pueden no tener ciertos componentes vitales, tales como suficiente hierro o vitaminas para el bebé. O pueden contener demasiada sal u otros nutrientes que los riñones o el hígado del bebé no están preparados para digerir en grandes cantidades.

Además, los productos lácteos regulares como la leche de vaca o las alternativas como la leche de soja, cáñamo o almendras no están diseñados con la cantidad adecuada de fuentes nutricionales muy importantes que incluyen proteínas, hierro, calcio y vitaminas que un bebé necesita. Incluso si parece que tienen suficiente según la etiqueta, es posible que el cuerpo del bebé no absorba fácilmente las formas químicas de la nutrición. O bien, ciertos ingredientes pueden afectarse entre sí (como el calcio y el fósforo) de maneras que no son ideales para cosas como el crecimiento óseo.

¿Por qué son tan específicas las necesidades nutricionales del bebé?

El primer año de vida del bebé es de suma importancia para el desarrollo del cerebro y el cuerpo. Si su bebé no consume ciertos ingredientes esenciales que contiene la leche de fórmula, incluso solo por unos días o semanas, esto puede tener consecuencias a largo plazo para su bebé y afectar su capacidad para crecer sano y fuerte y para tener buen rendimiento en la escuela. Las fórmulas hechas en casa también pueden tener problemas de contaminación y provocar infecciones o hasta problemas graves de niveles altos o bajos de minerales como el calcio o electrolitos como el sodio.

Los productos químicos en la etiqueta de la fórmula infantil dan miedo. ¿Cómo sé que son seguros para mi bebé?

La etiqueta enumera los nombres de formas químicas específicas de ingredientes como el calcio y el hierro. Estas son formas consideradas seguras para alimentar a un bebé. Se ha demostrado que todas las fórmulas revisadas por la FDA conducen a un buen crecimiento infantil.

¿Puedo comprar fórmulas en línea que han sido importadas de otros países que supuestamente son mejores para los bebés?

No. Estas fórmulas no han sido evaluadas por la FDA y no siempre son transportadas o almacenadas de forma segura. Por lo general, son muy costosas y no ofrecen beneficios para los bebés que hayan sido comprobados por estudios de investigación. A pesar de lo que puede leer o ver en línea, no existe evidencia científica de que las fórmulas importadas sean mejores para los bebés que las fórmulas que puede conseguir en los estantes de su supermercado.

¿Puedo hacer rendir la fórmula añadiendo un poco más de agua de lo que dicen las instrucciones?

No, aunque parezca ser una buena forma de ahorrar dinero, la fórmula para bebé aprobada por la FDA está diseñada con las cantidades nutritivas adecuadas tal y como son descritas en la etiqueta del producto. Añadir más agua disminuye y diluye los nutrientes y puede causar problemas de crecimiento graves o desequilibrios en los nutrientes esenciales, tales como la sal que pueden ocasionar problemas graves de salud.

¿Puedo usar fórmulas para niños pequeños si mi bebé tiene menos de 12 meses de edad?

No, no es buena idea debido a que las necesidades nutricionales de los bebés no son las mismas de los niños pequeños. Además, las fórmulas para niños pequeños no han sido evaluadas por la FDA de la misma forma que las fórmulas para bebé. Mire la etiqueta de la fórmula y cerciórese de que diga que está formulada para bebés. Si tiene alguna pregunta, pregunte a su farmacéutico o pediatra para que le ayude a confirmar que está eligiendo la mejor fórmula para su bebé.

¿Qué puedo hacer si no tengo suficiente dinero para comprar leche de fórmula?

  • Programa Suplementario de Asistencia Nutricional para Mujeres, Bebés y Niños (WIC): La madres que reúnen los requisitos basados en sus ingresos pueden inscribirse en WIC para recibir cupones para obtener fórmula. Para obtener más detalles sobre cómo llenar la aplicación, visite el sitio web USDA (en inglés).

  • Programa Nacional Suplementario de Asistencia Nutricional (SNAP): Usted puede usar su tarjeta electrónica de transferencia de beneficios (conocida previamente como estampillas para alimentos) para comprar fórmula. Si está inscrito en WIC, podría reunir los requisitos para SNAP.

  • Asistencia Temporal para Familias Necesitadas (TANF): Este programa ofrece ayuda temporal en efectivo a las familias que reúnen los requisitos. Localice la oficina del programa de TANF del estado donde vive aquí (en inglés).

¿Dónde puedo solicitar ayuda si no reúno los requisitos para obtener estos beneficios?

  • Feeding America (Alimentando a América) es una red sin fines de lucro de más de 200 bancos de alimentos. Muchos de estos tienen fórmulas para bebés, pañales y otras provisiones. Visite Feeding America para localizar un banco de alimentos en su localidad (en inglés).

  • Marque 2-1-1 (también en español) para hablar con un especialista en recursos de la comunidad para que le ayude a encontrar ayuda. Este número se puede marcar en casi cualquier lugar de los Estados Unidos. También puede pedir ayuda en línea en español aquí.

RELEVANCIA DEL CONTENIDO PARA LA COMUNIDAD HISPANA
Algunas familias diluyen la leche de fórmula porque creen que incrementar la cantidad de agua saciará más al niño o por ahorrar dinero. Es importante seguir las instrucciones del fabricante para preparar la fórmula y, de esta forma, evitar desequilibrios nutricionales y problemas de salud graves, tales como pérdida de peso y desnutrición.

Información adicional:

Acerca del Dr. Abrams:

Steve Abrams

Steven A. Abrams, MD, FAAP es pediatra certificado y es director del Instituto de Investigación Pediátrica de Dell y profesor de Pediatría de la Universidad de Tejas en Austin. Dentro de la American Academyof Pediatrics es el presidente del Comité Nacional de Nutrición. El Dr. Abrams también fue parte del Comité Consultivo de Nutrición del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos.


Última actualización
5/10/2022
Fuente
American Academy of Pediatrics (Copyright © 2022)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos