Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Edades y Etapas
Tamaño del texto

Volver a la lactancia materna

La American Academy of Pediatrics (AAP) recomienda la leche materna humana como la única fuente de nutrición durante los primeros 6 meses de un bebé y la lactancia continua después de agregar sólidos a la dieta durante el tiempo que la madre y el bebé lo deseen. Si decidió no amamantar al principio, o tuvo problemas con la lactancia que la llevaron a destetar a su bebé antes de lo que esperaba, a veces es posible comenzar de nuevo. Esto se llama relactación.

Incluso si el objetivo no es nutrir completamente a su hijo con leche materna, la relactación al menos puede permitirle mantener la relación de amamantamiento. Esto puede ser especialmente importante si dejó de amamantar solo para descubrir que su bebé no toleraba las fórmulas infantiles. Siga leyendo para obtener más información.

Consejos para ayudar a reiniciar la lactancia

Si está intentando relactar, amamante a su bebé con frecuencia, cada vez que muestre señales de hambre. Las señales de hambre pueden incluir una boca fruncida, movimientos de succión o mayor actividad o estado de alerta. Es posible que deba amamantar de 8 a 10 o incluso más veces al día, con 2 o más tomas nocturnas, durante aproximadamente 15 a 20 minutos por sesión. Si su bebé no está ansioso por amamantar a medida que aumenta su suministro de leche, bríndele un refuerzo positivo mediante el uso de un suplemento de lactancia para proporcionarle fórmula o leche humana extraída o de donante. También debe estimular sus senos con un masajeador de senos y un extractor de leche de buena calidad.

Establezca expectativas realistas

No espere que este proceso conduzca a resultados instantáneos. Es posible que su bebé se resista a amamantar durante una o dos semanas antes de volver a acostumbrarse a amamantar, y su producción de leche puede tardar semanas en aumentar. Para mejorar sus posibilidades de relactar, intente que sus sesiones de lactancia sean relajadas y placenteras tanto para usted como para su hijo. Beba suficientes líquidos y trate de mantener una dieta adecuada.

Considere pedir ayuda

Este es un proceso que será mucho más fácil con la ayuda de un médico con experiencia especial en el manejo de la lactancia o un asesor de lactancia. Además, puede pedir ayuda a familiares y amigos que hayan pasado por una situación similar.

Añada suplementos si es necesario

La relactación no siempre significa volver a la lactancia materna exclusiva. Dado que su producción de leche puede ser menor de lo que era originalmente, es posible que deba complementar la ingesta nutricional de su bebé con fórmula, con leche materna de un banco de leche de donantes y con alimentos sólidos si tiene más de 6 meses. Mientras tanto, es crucial controlar su aumento de peso y otras señales de que el bebé está recibiendo las calorías y la nutrición adecuadas.

Recuerde

Informe a su pediatra o médico de familia sobre su situación de lactancia. Y para asegurarse de que su bebé obtenga la nutrición que necesita, asegúrese de llevar a su hijo a los controles recomendados.

Más información

Última actualización
6/1/2022
Fuente
Adapted from New Mother's Guide to Breastfeeding, 3rd Edition (Copyright © 2017 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos