Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Vida familiar
Tamaño del texto

Telesalud 101: conéctese con la salud de su hijo

telesalud tlesalud

A veces es difícil ir al consultorio del médico. Tal vez usted no pueda faltar al trabajo o su hijo no pueda faltar a la escuela. El consultorio de su pediatra puede ofrecerle una consulta a través de una videollamada o una llamada telefónica. Esto se llama "telesalud".

La American Academy of Pediatrics (AAP) apoya la telesalud para las consultas al médico, sobre todo cuando no se pueden ver en persona. Lo mejor es utilizar la telesalud dentro del hogar médico de su hijo. Piense en esto como la "base central" de su equipo de atención médica pediátrica. La telesalud no sustituye a las consultas en persona, pero puede ser una opción para algunas consultas o simplemente para compartir información con su médico. Hay beneficios como:

  • Elimina el tiempo de traslado

  • Ahorra los costos de transporte

  • Pasa menos tiempo en la sala de espera

  • Acceso a especialistas en hospitales grandes o en otra ciudad

Su pediatra podría realizar la consulta con su hijo utilizando primero la telesalud y programar después una consulta en persona. O podría hacer un seguimiento rápido mediante telesalud después de una consulta reciente en el consultorio. Puede que empiece una consulta mediante telesalud con un niño enfermo y que el médico le diga que es mejor que venga al consultorio.

Depende de usted y del médico

Está bien si no está seguro o si decide que la telesalud no es adecuada para su hijo. Es posible que usted no tenga internet o un teléfono móvil. Puede ser difícil encontrar un lugar privado para reunirse. Siempre puede hablar con el médico de su hijo sobre la posibilidad de hacer una consulta en persona. ¡A ellos les gusta verlos de cualquier manera!

Hable de si usted, su hijo y su médico se sienten cómodos con la telesalud. Si todos están de acuerdo en probarla, pueden planificar una consulta.

Su pediatra podría utilizar la telesalud para:

  • Una preocupación que tenga sobre su hijo

  • Síntomas de resfrío, como el goteo nasal

  • Vómitos y diarrea

  • Reabastecimiento de medicamentos recetados

  • Sarpullido o problema cutáneo

  • Conjuntivitis (ojo rojo)

  • Problemas de salud mental o emocional

Algunas citas deben ser en persona, incluido lo siguiente:

  • La primera consulta del recién nacido

  • La mayoría de los controles de salud periódicos

  • Vacunas

  • Pruebas de laboratorio

  • Controles auditivos, visuales y dentales

  • Tratamientos con flúor

¿Cómo funciona la telesalud?

El consultorio de su pediatra es el punto de partida de todas las consultas de telesalud. Ellos conocen a su hijo y conocen a su familia. Si necesita un intérprete o ayuda para las dificultades de visión, audición o habla, dígaselos cuando programe su cita. El seguro podría cubrir la telesalud. Verifique su plan y pregunte primero en el consultorio de su médico.

Durante una consulta por video, su pediatra puede ver a su hijo y decidir cómo tratarlo. Puede recetar medicamentos u otros tratamientos. Si su hijo es mayor, puede reunirse con el médico de forma individual en un momento de la consulta.

Prepare la consulta de su hijo en 5 sencillos pasos

 

PASO 1: Llame a su pediatra para ver si ofrece opciones de telesalud.

PASO 2: Siga sus instrucciones para programar la cita. Asegúrese de que tienen su información de contacto y de emergencia actualizada.

PASO 3: Reúna la información, anote sus preguntas y complete los documentos. De la misma manera en que lo haría en el consultorio.

PASO 4: Confirme la hora de la cita y las instrucciones de su médico 24 horas antes de la consulta. Siga sus instrucciones para:

    • Probar la cámara, el micrófono y los altavoces del dispositivo que utilizará para la consulta

    • Probar el software y los enlaces o descargar las aplicaciones que podría necesitar al menos una hora antes de la cita

    • Probar las herramientas si su hijo utiliza asistencia auditiva o visual

PASO 5: Elija una habitación lo más silenciosa posible y con cierta privacidad, lejos de la gente.

Recuerde: ¡No dude en llamar al consultorio si tiene problemas!

Otras formas de prepararse

Cuando esté listo para su cita, asegúrese de que haya una buena iluminación en la habitación, como la de una ventana o una lámpara. Apague el televisor y la radio. Si su hijo es pequeño, puede tener un juguete o un libro cerca para mantenerlo ocupado durante la consulta.

Puede sentarse junto a su hijo durante la visita por video o tenerlo en su regazo. Si la visita es por teléfono, téngalo cerca para que usted pueda hacer preguntas. Ellos también pueden hablar con el médico. Tendrá tiempo para describir los síntomas de su hijo.

¿Es seguro?

Las consultas de telesalud utilizan un software que funciona con una computadora o un teléfono. Su médico le informará de las herramientas que prefiere utilizar. Es posible que pueda utilizar el correo electrónico a través de su sitio web para pacientes. Puede que le ofrezcan recordatorios de su cita a través de mensajes de texto.

Sea cual sea la herramienta que utilicen en el consultorio de su médico, se asegurarán de que la visita sea segura. El software de video está protegido por seguridad. No comparten su información sin su consentimiento. Lo que ocurre entre su hijo, su médico y usted es tan privado como lo es la consulta en persona.

Llegó para quedarse

Los pediatras y los especialistas en pediatría empezaron a utilizar la telesalud con más frecuencia durante la pandemia de COVID-19, cuando las consultas en persona no eran posibles. La comodidad y los beneficios de estas consultas hacen que la telesalud haya llegado para quedarse. No se demore, ¡llame al consultorio de su pediatra para saber si ofrecen consultas de telesalud para su hijo y cómo comenzar!

Información adicional:

Este recurso cuenta con el respaldo por la Administración de Recursos y Servicios de Salud (HRSA) y el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos (HHS) como parte de un premio de 6,000,000 sin porcentaje financiado con fuentes no gubernamentales. Los contenidos pertenecen a los autores y no representan necesariamente las opiniones oficiales ni el respaldo de la HRSA o HHS o del gobierno de los Estados Unidos.



Última actualización
2/22/2021
Fuente
American Academy of Pediatrics (Copyright © 2021)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos