Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Seguridad y Prevención
Tamaño del texto
Facebook Twitter Google + Pinterest

La vacuna contra la hepatitis A: lo que necesita saber

¿Por qué vacunarse ?

La hepatitis A es una enfermedad hepática grave provocada por el virus de la hepatitis A (VHA). El VHA se transmite de persona a persona a través del contacto con las heces de la persona infectada, que puede pasar fácilmente si alguien no se lave las manos de forma adecuada. También puede contraer la hepatitis A de alimentos, agua o de objetos contaminados con el VHA.

Los síntomas de la hepatitis A pueden incluir:

  • Fiebre, fatiga, pérdida del apetito, nausea, vómito o dolor de coyunturas

  • Dolor severa de estómago y diarrea (mayormente en los niños)

  • Ictericia (ojos o piel amarillos, orina oscura, heces de color de arcilla

Estos síntomas por los general aparecen de 2 a 6 semanas después de ser expuestos y con frecuencia duran menos de 2 meses, aunque algunas personas pueden seguir enfermas por hasta 6 meses. Si usted tiene hepatitis A, puede sentirse muy débil para trabajar.

Con frecuencia los niños no tienen síntomas, pero la mayoría de los adultos sí. Usted puede transmitir el VHA sin tener síntomas.

La hepatitis A puede provocar insuficiencia hepática (daño al hígado) y muerte, aunque es raro y ocurre más comúnmente en las personas mayores de 50 años y en las personas con otras enfermedades del hígado, tales como la hepatitis B o C.

La vacuna contra la hepatitis A puede prevenir la hepatitis A. Las vacunas contra la hepatitis A fueron recomendados en los Estados Unidos desde 1996. Desde entonces, el número de casos reportados anualmente en los Estados Unidos ha disminuido de cerca de 31.000 casos a 1.500 casos.

La vacuna contra la hepatitis A

Las vacuna contra la hepatitis A es una vacuna inactivada (muerta). Necesitará 2 dosis para una protección de larga duración. Estad dosis deben darse por lo menos con 6 meses de separación entre ellas.

Los niños se vacunan regularmente entre su primer y segundo cumpleaños (de 12 a 23 meses de edad). Los niños mayores y adolescentes pueden obtener la vacuna después delos 23 meses. Los adultos que no han sido vacunados con antelación y quieren tener protección contra la hepatitis A, también pueden ser vacunados.

Usted debe vacunarse contra la hepatitis A si:

  • Va a viajar a países donde la hepatitis A es común
  • Un hombre que tiene relaciones sexuales con otro hombre
  • Usa drogas ilegales
  • Si sufre de una enfermedad crónica del hígado tales como la hepatitis B o hepatitis C
  • Esta siendo tratado con concentrados de factores de coagulación
  • Trabaja con animales infectados con hepatitis A o un laboratorio de investigación sobre la hepatitis A
  • Prevé tener contacto personal con un niño adoptado internacional de un país donde la hepatitis A es común

Consulte con su proveedor de salud si desea más información sobre cualquiera de estos grupos.

No se conocen riesgos de obtener la vacuna contra la hepatitis A junto con otra vacunas.

Algunas personas no deben vacunarse contra la hepatitis A o deben esperar

Infórmele a la persona que le va a aplicar la vacuna:

  • Si ha sufrido una reacción alérgica severa o que haya puesto su vida en peligro. Si usted ha tenido una reacción alérgica peligrosa después de una dosis de la vacuna contra la hepatitis A, o si ha tenido reacción a algún ingrediente de esta vacuna; se le puede recomendar no vacunarse. Pregunte a su proveedor de salud si necesita información sobre los ingredientes de la vacuna.
  • Si no se ha sentido bien. Si tiene una enfermedad leve, tal como un resfriado, seguramente puede aplicarse la vacuna hoy mismo. Si tiene una enfermedad entre moderada y severa, probablemente deba esperar hasta que se recupere. Su médico lo puede aconsejar.

¿Cuáles son los riesgos de la vacuna contra la hepatitis A?

Una vacuna, como cualquier medicamento, puede provocar problemas graves, como reacciones alérgicas severas. Sin embargo, el riesgo de que la vacuna contra la hepatitis A ocasione un daño grave, o la muerte, es casi insignificante.

Vacunarse contra la hepatitis A es mucho más seguro que contraer la enfermedad.

Problemas leves después de recibir la vacuna contra la hepatitis A:

  • Molestias o enrojecimiento donde se le aplicó la inyección
  • Fiebre baja
  • Dolor de cabeza
  • Agotamiento/Cansancio

Otros problemas que pueden suceder después de esta vacuna:

  • Algunas personas se desmayan después de un procedimiento médico, incluyendo la vacunación. Sentarse o recostarse por cerca de 15 minutos puede ayudar a prevenir el desmayo y las lesiones que puede causar la caída. Informe a su proveedor si se siente mareado o si tiene cambios de visión o le suenan (zumbido)
  • Algunas personas pueden sufrir de dolor en el hombro que es más severo y duradero de lo rutinario después de las inyecciones. Esto pasa muy poco.
  • Cualquier medicamento puede ocasionar una reacción alérgica severa. Estas reacciones a una vacuna no son comunes, se estima en 1 de cada millón de dosis, y puede pasar desde unos minutos a varias horas después de su aplicación.

Como es el caso de cualquier medicamento, existe un posibilidad remota de que la vacuna le pueda causar lesión o la muerte.

La seguridad de las vacunas es algo que siempre está monitoreado. Para más información visite el sitio web sobre la seguridad de las vacunas (en inglés).

¿Qué hago si ocurre un problema grave?

¿De qué debo estar pendiente?

  • Este pendiente de cualquier cosa que le preocupe, tales como señales de una reacción alérgica severa, fiebre muy alta y comportamiento inusual
  • Las señales de una reacción alérgica severa pueden incluir urticaria, hinchazón de la cara y garganta, dificultad para respirar, ritmo cardíaco rápido, mareo y debilidad. Estos pueden empezar de unos minutos a varias horas después de la vacunación.

¿Qué debo hacer?

  • Si cree que es una reacción alérgica severa u otra emergencia que no puede esperar, llama al 911 y vaya a un hospital cercano. Si no, llame a la clínica/consultorio.
  • Pida al médico, al personal de enfermería o al departamento de salud que informen la reacción presentando un formulario del Sistema de notificación de eventos adversos derivados de las vacunas (Vaccine Adverse Event Reporting System, VAERS). O puede presentar este informe a través del sitio web de VAERS: www.vaers.hhs.gov o llamando al 1-800-822-7967.

El VAERS no ofrece consejos médicos.

Programa Nacional de Compensación por Lesiones ocasionadas por Vacunas

En 1986 se creó el Programa Nacional de Compensación por Lesiones Ocasionadas por Vacunas (National Vaccine Injury Compensation Program, VICP).

Las personas que consideren que pueden haber tenido lesiones ocasionadas por una vacuna pueden informarse sobre el programa y sobre cómo presentar una reclamación llamando al 1-800-338-2382 o visitando el sitio web del VICP en: www.hrsa.gov/vaccinecompensation (en inglés).

¿Cómo puedo informarme más?

  • Pregúntele a su médico. El médico puede darle el prospecto de la vacuna o sugerirle otras fuentes de información.
  • Llame a su departamento de salud local o estatal.
  • Comuníquese con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, CDC
 
Última actualización
12/5/2016
Fuente
U.S. Department of Health & Human Services Centers for Disease Control and Prevention: Vaccine Information Statement
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Facebook Twitter Google + Pinterest