Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Seguridad y Prevención
Tamaño del texto
Facebook Twitter Google + Pinterest

Cómo armar un botiquín de primeros auxilios esencial para el verano

Por: Kathleen Berchelmann M.D., FAAP

Cada año el verano llega con toda la fuerza a mi sala de emergencias: cortes, garrapatas, hiedra venenosa, picaduras de insectos infectadas, quemaduras solares, lesiones oculares, fracturas, y todos los demás tipos de diversión veraniega que terminaron en un accidente. Afortunadamente, se puede tratar o evitar fácilmente gran parte de la locura de verano, si está preparado.

Para estar preparada, necesita un  botiquín de primeros auxilios de la "Dra. Mamá" (Mama Doc) y saber cómo usarlo. Si bien los botiquines de primeros auxilios prearmados que se compran en las tiendas son buenos para empezar, generalmente carecen de muchos artículos que necesitará para su familia.

Lista de compras para su botiquín de primeros auxilios de verano

Para ayudarlo a estar preparado, realicé la siguiente lista de compras para su botiquín de primeros auxilios de verano. Prepárelo ahora para pasar el verano divirtiéndose y no en la sala de emergencias.

  • Botiquín de primeros auxilios prearmado: Es más barato y fácil comenzar comprando un botiquín prearmado porque, de lo contrario, será difícil encontrar paquetes pequeños de todas las clases diferentes de gasa, cinta y ungüento antibiótico que necesitará. Busque un botiquín grande y resistente, con espacio adicional para guardar todas las cosas que le agregará. O bien obtenga un pequeño bolso/saco marinero o una mochila para guardar su botiquín de primeros auxilios, y comience colocando el botiquín prearmado en él. Asegúrese de que el botiquín prearmado incluya apósitos (curitas), gasa, cinta, ungüento antibiótico y ungüento antiprurito (contrarrestar la picazón) o con esteroides.
  • Botella de agua para limpiar las heridas: Lo primero que tendrá que hacer con un niño que llora es limpiar su herida y es probable que el lugar más cercano para conseguir agua esté demasiado lejos para ir caminando. También puede utilizar su botella de agua para tratar la deshidratación.
  • Benadryl (difenidramina): Es probable que Benadryl sea el medicamento de venta libre más importante para tener en su botiquín de primeros auxilios; es un tratamiento de primera línea para las picaduras de insectos, urticaria y otras reacciones alérgicas que pueden ser mortales. Algunos botiquines prearmados incluirán comprimidos de Benadryl, pero si tiene niños pequeños, asegúrese de incluir una botella de Benadryl pediátrico en jarabe o el equivalente genérico. Benadryl también es un buen tratamiento para un ataque de alergias estacionales
  • EpiPen o Auvi-Q: Si tiene algún familiar con antecedentes de reacciones alérgicas graves (anafilaxia), consulte a su médico para obtener una receta de EpiPen. Tengo la mía en el bolsillo exterior de mi botiquín de primeros auxilios para acceder a ella de manera fácil y rápida.
  • Aerosol anestésico: El aerosol anestésico puede comprarse sin receta en cualquier farmacia y realmente puede sacarlo del apuro cuando un niño se quema con fuego, con el sol, o tiene una raspadura o un corte doloroso.
  • Medicamento recetado: Pídale a su médico una receta adicional de cualquier medicamento que utilice con frecuencia, especialmente los medicamentos para el asma y la alergia. Guarde el suministro adicional en el botiquín de primeros auxilios de su automóvil. Se sentirá agradecido cuando pueda quedarse en el evento deportivo de su hijo en lugar de correr a su casa a buscar un inhalador u otro medicamento.
  • Ibuprofeno y Tylenol: la mayoría de los botiquines prearmados incluyen estos analgésicos comunes, pero tendrá que agregarlos en su presentación líquida para niños.
  • Dramamine, medicamento para la náusea: Hay una solución fácil para los niños que vomitan y se marean cuando viajan en automóvil: el medicamento para aliviar la náusea. No salga de su casa sin él. Se lamentará de no haberlo llevado cuando tenga que limpiar el vómito de su automóvil.
  • Protector solar: Las peores quemaduras solares se producen cuando uno menos lo espera; en eventos deportivos o al trabajar en el jardín. Tenga preparado un protector solar con un factor mayor que 30 para cubrir esas pequeñas zonas en sus orejas y cuello que su sombrero no cubre. También incluya un bálsamo labial con algún factor de protección solar o un protector labial ChapStick.
  • Repelente de insectos: La mejor protección es un repelente de insectos que contenga DEET al 30 %. En el mejor de los casos, las picaduras de insectos son molestas, pero en el peor de los casos, causan picazón y se infectan. Estamos viendo un mayor número de picaduras de insectos que se infectan con la bacteria resistente a los antibióticos llamada staphylococcus aureus resistente a la meticilina (estafilococo áureo resistente a la meticilina, MRSA), que es difícil de tratar.
  • Aerosol nasal Afrin para hemorragias nasales: Aunque generalmente no recomiendo el aerosol nasal Afrin para la congestión relacionada con alergias o enfermedades, Afrin es una solución rápida para una hemorragia nasal. Este medicamento produce la contracción de los capilares de la nariz, lo que permite limitar el flujo sanguíneo a la mucosa nasal y detener el sangrado.
  • Ungüento con hidrocortisona: Este medicamento de venta libre económico trata casi cualquier cosa que produzca picazón; picaduras de insectos, hiedra venenosa, etc. Si se detiene la picazón, los niños no se rascarán y se reducirá el riesgo de una infección secundaria.
  • Linterna/lámpara: Si no tiene una luz confiable en el teléfono celular, incluya una linterna o lámpara de LED. Ahora son muy económicas y puede conseguirlas incluso en las tiendas de "todo por un dólar". Una linterna no sólo sirve para las lesiones que se produzcan de noche; necesitará una luz brillante para poder ver bien las astillas, o mirar dentro de las bocas y las orejas de los niños, etc.
  • Toallas húmedas para bebé: Aunque sus hijos hayan dejado los pañales, es muy útil tener un paquete de toallas húmedas para bebé en el automóvil, especialmente para limpiar las manos y sonar las narices.
  • Protector labial ChapStick: El bálsamo para labios o el protector labial ChapStick pueden aliviar el herpes labial, los labios lastimados y quemados por el sol, además de los labios agrietados comunes. Estará contenta de tenerlo cuando su hijo se queje por sus labios agrietados por sexta vez en diez minutos durante la salida familiar.
  • Una toalla limpia: Una linda toalla limpia es perfecta para preparar su estación de primeros auxilios mientras venda una herida o extrae una astilla. También es útil para contener el sangrado en lesiones más grandes. Considere el uso de una toalla de microfibra ultra absorbente que pueda caber en un pequeño espacio.
  • Artículos de higiene femenina: Además de sus usos obvios, los tampones y las toallas femeninas extra grandes son muy útiles para tratar heridas y parte esencial de cualquier botiquín de primeros auxilios. ¿Sabía que el tampón moderno se inventó en el siglo XIX para tratar heridas de bala? Un tampón OB puede ser una solución efectiva para una hemorragia nasal persistente. Los tampones OB más pequeños entran en la nariz sin problemas. Las heridas que sangran se pueden controlar fácilmente colocando una toalla higiénica extra grande sobre ella con una banda elástica.
  • Férula/tablilla para dedos prearmada: ¿No está seguro si un dedo está quebrado o no? Simplemente coloque una férula para dedos prearmada hasta que lleve a su hijo al médico. Puede comprar férulas para dedos prearmadas en cualquier farmacia.
  • Paños con alcohol: Los uso principalmente para esterilizar los instrumentos de mi botiquín de primeros auxilios, como pinzas y tijeras. También son útiles para limpiar la piel antes de extraer astillas.
  • Vendaje elástico: Si bien son un tratamiento primario para esguinces y distensiones, los vendajes elásticos también son útiles para sostener los vendajes sobre heridas más grandes y las férulas en las fracturas.
  • Tijeras pequeñas: Para cortar vendas del tamaño correcto, cortar cinta médica, abrir paquetes, recortar las uñas de los dedos y los padrastros (pellejos), etc.
  • Una botella de Gatorade: Es muy útil para casos de hipoglucemia, deshidratación, etc. También sirve para calmar a un niño muy cansado y con hambre.
  • Bolsas Ziploc (autocierre): Las bolsas Ziploc son esenciales para guardar los dientes que se caen solos o por un golpe. ¿Le sacó una garrapata a su hijo? Póngala en la bolsa para identificarla después. Algunos tipos de garrapatas suelen transmitir patógenos que pueden provocar la enfermedad de Lyme u otras enfermedades.
  • Pinzas y lupa pequeña: Las utilizo principalmente para extraer astillas, pero a veces son necesarias para sacar insectos de las orejas, anzuelos de los dedos, etc. Tenga en cuenta que las pinzas NO son la mejor manera para extraer una garrapata; con frecuencia las pinzas extraen el cuerpo de la garrapata pero dejan la cabeza en la piel. La mejor manera de sacar una garrapata del venado pequeña es rasparla con una tarjeta de crédito. Puede limpiar la tarjeta de crédito primero con sus paños con alcohol. Aquí hay más información sobre cómo extraer una garrapata.

Guarde el botiquín de primeros auxilios en su automóvil

Nunca olvidará empacarlo. Si necesita algo mientras está en su casa, solo salga y búsquelo. Si tiene más de un automóvil familiar, arme un botiquín de primeros auxilios para cada uno.

Información adicional:

Acerca de la Dra. Berchelmann:

http://www.healthychildren.org/SiteCollectionImages/berchelmann_kathleen.jpgKathleen Berchelmann, MD, FAAP, es pediatra en el Hospital Infantil de St. Louis, profesora adjunta de Pediatría en la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington y vocera oficial de la American Academy of Pediatrics. Kathleen es cofundadora y directora de ChildrensMD.org (en inglés), un blog escrito por cinco pediatras dinámicas que también son madres y comparten sus confesiones auténticas al intentar aplicar la ciencia y la medicina a la maternidad. Kathleen y su esposo están criando a cinco hijos.

Autor
Kathleen Berchelmann M.D., FAAP
Última actualización
8/25/2016
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Facebook Twitter Google + Pinterest