Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Vida familiar
Tamaño del texto

Visitas de telesalud para niños que necesitan ayuda para la audición o la vista

Si tiene un niño que es sordo, hipoacúsico o ciego (o si usted mismo tiene problemas de audición o visión), es posible que pueda visitar a su médico en la comodidad de su hogar. Su consultorio pediátrico puede ofrecer la opción de visitas de telesalud por video o teléfono.  Hay herramientas que pueden hacer más fácil participar.

Háblelo con su pediatra

La escuela de su hijo podría haberle ayudado a elegir herramientas que le ayuden a hablar con su hijo.  Estas herramientas también pueden ayudarlo en una visita telefónica o por video con el médico.  El primer paso es comunicarse con su pediatra y hacerle saber las necesidades de su hijo.  Ellos crearán un plan para asegurarse de que puedan hablar entre ustedes durante una visita de telesalud.  Algunos niños pueden estar de acuerdo con una visita al médico por video.  Algunos pueden hacerlo mejor en persona.  Depende de su niño y de lo que funcione mejor para él o ella.

Pida ayuda

Hay una ley en los Estados Unidos según la cual todos los teléfonos, mensajes de texto, correo electrónico y video deben ser disponibles para personas con discapacidades. Lo mismo se aplica al consultorio de su pediatra.  Hable con el personal con anticipación sobre sus necesidades.  Ellos pueden hacer planes y tener herramientas disponibles que satisfagan sus necesidades individuales. Si no está seguro de qué aplicación o dispositivos usar, el personal de la oficina puede decirle:

  • Qué herramientas utilizan con pacientes que son sordos, hipoacúsicos, o ciegos

  • Consejos sobre qué podría funcionar mejor para su hijo

  • Cómo conseguir el equipo que necesita

Recuerde, el consultorio de su pediatra es un socio que colabora para hacer lo mejor para usted y su hijo. Una vez que identifique las herramientas que debe usar, ellos pueden asesorarlo sobre cómo obtenerlas si aún no las tiene.​


Herramientas para la audición

Los softwares para videoconferencia (como Zoom, GoTo Meeting, Skype, etc.) tienen funciones integradas para ayudar a las personas sordas o hipoacúsicos.  Los consultorios médicos también pueden tener un software especial solo para visitas por video. Usted puede activar los subtítulos para ver las palabras en la pantalla.  Esto puede resultar útil para los niños mayores que pueden leer. También puede obtener una transcripción de su conversación por escrito después de la visita.

Este tipo de software puede abrir una segunda pantalla para mostrar a los intérpretes que utilizan el lenguaje de señas americano, el inglés de señas o la lectura del habla (labios).  Ellos también pueden ingresar a la videollamada en la misma pantalla.  Algunos intérpretes pueden unirse mediante un servicio de retransmisión de video (VRS,) donde lo ven a usted y a su hijo en la pantalla.  Al mismo tiempo, se conectan con el médico por teléfono. Le dicen al médico lo que dice su hijo.

Si está utilizando un teléfono móvil para la visita de su hijo, el servicio 711 TTY (teletipo) es una forma de hablar con el médico.  Este servicio gratuito utiliza un asistente para convertir texto en voz y voz en texto.  Usted o su hijo escriben las palabras y el TTY se las envía al médico mediante la voz.  Luego, las palabras del médico se le envían como texto.  La mayoría de los teléfonos móviles tienen TTY integrado.

Usted o el consultorio de su pediatra pueden configurar estas u otras herramientas para su visita.  Solo asegúrese de hablar con ellos sobre lo que necesita con anticipación.

Herramientas para la visión

Una visita por video es útil para su pediatra para que pueda ver a su hijo.  Si su hijo es ciego o tiene poca visión, ¿cómo puede participar?  El médico describirá lo que está sucediendo.  Usted puede hacer lo mismo por su parte. De esa manera, su hijo se sentirá involucrado.

El software para videoconferencias funciona con lectores de pantalla si el médico usa texto o imágenes durante la visita.  También puede ajustar el color y el tamaño de la fuente (letra) o cambiar al modo oscuro.  Estas herramientas pueden resultar útiles según la edad y la capacidad de su hijo.

RELEVANCIA DEL CONTENIDO PARA LA COMUNIDAD HISPANA
Nota del editor: Si vive en los Estados Unidos y no habla bien inglés, pregúntele al personal del consultorio cuando llame a ser su cita si prestan algunos de estos servicios en español.

¡A prepararse!

Antes de la visita, explíquele a su hijo que esta es una forma diferente de ver al médico.  Dígale que el médico podría hacer preguntas y escuchará sus respuestas o que el intérprete hablará por sus señas.  Hágale saber cuánto durará la visita.

Aquí, algunos otros consejos:

  1. Configure el dispositivo y las herramientas que utilizará en una habitación lo más silenciosa posible.  Lea más acerca de la preparación en Telesalud 101.

  2. Pregúntele al médico cuánto tiempo su hijo debe ser parte activa de la visita.

  3. Los niños mayores deben participar en la visita con el pediatra; tenga un juguete o una actividad lista para los niños más pequeños.

El pediatra puede pedirle que le muestre un sarpullido o que escuche cómo su hijo respira o camina.  Es posible que le pidan a su hijo que abra la boca.  Puede ayudar si tiene una linterna lista para que el médico pueda ver su garganta.

Hablar de todas estas posibilidades de antemano puede ayudar a que una visita de telesalud (y en persona) sea más sencilla.

Recuerde

Los pediatras saben cómo hablar con los niños incluso cuando usan herramientas especiales para niños con problemas de audición o visión.  Ellos saben qué buscar si los está viendo en persona, por teléfono o en una pantalla de video.  Si su hijo usa las herramientas correctas para ayudarlo a participar, tendrá una mejor visita.

Información adicional:

​Este recurso cuenta con el respaldo por la Administración de Recursos y Servicios de Salud (HRSA) y el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos (HHS) como parte de un premio de 6,000,000 sin porcentaje financiado con fuentes no gubernamentales. Los contenidos pertenecen a los autores y no representan necesariamente las opiniones oficiales ni el respaldo de la HRSA o HHS o del gobierno de los Estados Unidos.​​

Última actualización
2/23/2021
Fuente
American Academy of Pediatrics (Copyright © 2021)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos