Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Vida familiar
Tamaño del texto

Cómo la telesalud puede mejorar la atención de la salud mental

Si ha notado que su niño o adolescente está teniendo problemas en la escuela, dificultades con la familia o amigos, tiene cambios en la forma como come o duerme, o parece deprimido, desesperado, ansioso o enojado, es posible que le esté dando señales de que necesita un poco más de apoyo. 

La pandemia del  COVID-19 ha dejado a muchos niños, adolescentes y adultos jóvenes con una sensación de pérdida. Han perdido tiempo para pasar con sus amigos, familia y comunidad. Han perdido actividades en la escuela. Pueden hasta haber perdido por el COVID-19 a personas que conocen. Todos han sentido una pérdida de la normalidad durante este tiempo.

Comience con su pediatra

Si le preocupa el estado de la salud emocional de su niño, puede ser que pueda programar una visita de telesalud con su pediatra. La telesalud puede ser una visita que se realiza por video o por teléfono. Los pediatras están descubriendo que esta es una buena forma para hablar con usted y su niño desde la comodidad de su hogar. Una visita de telesalud puede aliviar cualquier sentimiento de incomodidad que algunos niños y adolescentes pudieran sentir cuando hablan sobre problemas de salud emocional.

Lo que puede esperar durante la visita

Durante la primera visita de telesalud, su pediatra lo escuchará y a su niño y después les hará sugerencias. Pueden pedirle que llene formularios sobre el estado de ánimo y síntomas de su niño antes o después de la visita para tener un cuadro completo de lo que está pasando. Pueden sugerir incluir a un especialista pediátrico en salud mental en el cuidado de su niño.

Los pediatras están capacitados para hablar con su niño sobre lo qué les está yendo bien y lo que no va tan bien. Durante las visitas de telesalud, los pediatras se están dando cuenta que los niños están más dispuestos a hablar sobre lo que les está molestando. O si son más jóv​enes, pueden decirle al médico que están teniendo más dolores de estómago o dolores de cabeza de lo habitual. El médico puede hablar más con usted y su niño para ver si una consulta en persona pudiera ser necesaria.

Cómo prepararse

Cuando haga la cita para la consulta, hable con la oficina del médico sobre cualquier dificultad que pueda tener con el equipo, como por ejemplo si no tiene cámara o audífonos. Trabajarán con usted para que no tenga ningún problema en su consulta.

  1. Encuentre un lugar lo más tranquilo posible para el video o la llamada telefónica; apague todas las pantallas.

  2. Cerciórese de que el consultorio tenga su consentimiento y su número de teléfono.

  3. Pídale a otro adulto que cuide a sus otros niños cuando sea tiempo de participar en la consulta.

  4. Para los niños más pequeños: Tenga disponible una actividad tranquila como colorear o tener a la mano un libro para mirar mientras usted habla con el pediatra.

  5. ¡Cuando sea el turno de su niño para hablar, permítale hablar!

Tiempo a solas con el pediatra

Es importante que los adolescentes y los adultos jóvenes tengan un tiempo a solas durante sus visitas de telesalud para hablar con el pediatra. Esto les permite hablar abiertamente sobre su salud y cualquier preocupación que puedan tener. Es un paso fundamental para fomentar la independencia. Pueden usar sus audífonos o auriculares durante esta parte de la visita. El pediatra le hará saber cuándo debe salir de la habitación para que ellos puedan hablar en privado.

Antes de esta charla, el pediatra le explicará el concepto de confidencialidad, y le hará saber a su adolescente que no compartirán la conversación privada que tengan con usted o con ninguna otra persona a no ser que su seguridad esté en riesgo.

¿Qué hacemos si la telesalud no es para nosotros?

Está bien sentir que las visitas de telesalud no son algo para usted o su familia. Comparta las necesidades de su niño o adolescente con su pediatra, usted podría tomar la decisión de que las consultas en persona pueden ser mejor.   De cualquier manera, no demore la visita.  Puede continuar la atención de la salud mental de su niño en persona o puede probar con visitas más cortas de seguimiento con más frecuencia por telesalud. 

Información adicional:

​Este recurso cuenta con el respaldo por la Administración de Recursos y Servicios de Salud (HRSA) y el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos (HHS) como parte de un premio de 6,000,000 sin porcentaje financiado con fuentes no gubernamentales. Los contenidos pertenecen a los autores y no representan necesariamente las opiniones oficiales ni el respaldo de la HRSA o HHS o del gobierno de los Estados Unidos.​​

Última actualización
3/11/2021
Fuente
American Academy of Pediatrics (Copyright © 2021)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos