Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Edades y Etapas
Tamaño del texto

El cuidado del cordón umbilical

Las primeras semanas después del nacimiento de su bebé, deberá mantener el muñón del cordón umbilical limpio y seco, mientras se seca y finalmente se cae por sí solo.

No es necesario utilizar alcohol en el cordón; solo manténgalo limpio. Entre tanto, un baño de inmersión rápido está bien antes de que se caiga el cordón, simplemente seque el muñón después. Además, mantenga el pañal doblado debajo del cordón para evitar que la orina lo empape.

Puede notar algunas gotas de sangre en el pañal cerca del momento en que se cae el muñón; esto es normal. Pero si el cordón sangra mucho, llame al médico de su bebé de inmediato. Si el muñón se infecta, requerirá tratamiento médico.​

Aunque las infecciones del cordón umbilical son poco comunes, si nota cualquiera de las siguientes cosas, debe comunicarse con su médico:

  • Secreción amarillenta maloliente del cordón

  • Piel roja alrededor de la base del cordón

  • ​Llora cuando toca el cordón o la piel alrededor​


El muñón del cordón umbilical se debe secar y caer cuando su bebé tenga tres semanas. Si permanece durante más tiempo, se necesita una consulta al médico.

Granuloma umbilical

A veces, en lugar de secarse por completo, el cordón forma un granuloma o una pequeña masa enrojecida de tejido cicatricial que permanece en el ombligo después de que se ha caído el cordón umbilical. Este granuloma drenará un líquido amarillento claro. Esta afección generalmente desaparece en aproximadamente una semana, pero, si no es así, es posible que su pediatra deba quemar (cauterizar) el tejido granulomatoso.

Hernia umbilical

Si el área del cordón umbilical de su bebé parece empujar hacia afuera cuando llora, es posible que tenga una hernia umbilical, un pequeño orificio en la parte muscular de la pared abdominal que permite que el tejido se abulte cuando hay un aumento de la presión abdominal (por ejemplo, al llorar). Esta no es una afección grave y, por lo general, se cura por sí sola en los primeros doce a dieciocho meses. (Por razones desconocidas, muchas veces se tarda más en sanar en los bebés afroamericanos).

En el improbable caso de que no se cure para los tres o cinco años de edad, el agujero puede necesitar cirugía. No ponga cinta adhesiva ni una moneda en el ombligo. No ayudará a la hernia y puede causar sarpullidos en la piel.

Información adicional:


Última actualización
1/29/2021
Fuente
Caring for Your Baby and Young Child: Birth to Age 5 7th Edition (Copyright © 2019 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos