Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Vida familiar
Tamaño del texto
Facebook Twitter Google + Pinterest

Cómo elegir un pediatra

Los pediatras tienen una capacitación especial en la salud y las enfermedades de los niños hasta la adolescencia, y la mayoría de ellos están certificados por el Consejo Estadounidense de Pediatría (American Board of Pediatrics), luego de aprobar un examen integral que cubre todas las áreas de la salud relacionadas con los bebés, los niños y los adultos jóvenes. Lea el artículo: La formación de un pediatra.

Cuando el niño ya esté en edad escolar media, es probable que ya haya encontrado a un pediatra con el cual esté contento. Sin embargo, puede suceder que deba encontrar un nuevo médico: quizás usted se ha mudado a una nueva ciudad o su pediatra se ha jubilado.

En circunstancias como estas, intente obtener una referencia de su pediatra actual. Este puede conocer un colega en la ciudad a la que se mudará o a el médico que está haciéndose cargo del consultorio del médico que se jubila. Los amigos o los familiares también pueden recomendar a uno o más pediatras para que tenga en cuenta.

Cómo obtener información sobre pediatras calificados

  • La American Academy of Pediatrics y HealthyChildren.org pueden proporcionarle nombres de pediatras certificados por el consejo en su comunidad a través de la herramienta: Encuentre un pediatra.
    • Nota: Solamente los miembros de la American Academy of Pediatrics o "FAAPs" se encuentran listados en nuestra herramienta en línea. Solamente los miembros que son certificados por la junta pueden tener la asignación "FAAP" después de sus nombres, lo que significa que han alcanzado el más alto nivel de membresía en esta organización profesional.
  • La mayoría de las sociedades médicas locales/del condado ofrecen servicios de referencia a los pediatras de su área que están aceptando nuevos pacientes.
  • Si usted se encuentra cerca de un centro médico importante, un hospital comunitario o un hospital escuela, comuníquese con su departamento de pediatría para obtener los nombres de los médicos de su área.

Entrevista a los pediatras

Una vez que tenga una lista de médicos, llame al consultorio de cada uno de ellos. Explique que está buscando un pediatra para su hijo y haga preguntas sobre la formación y la capacitación del médico, como también sobre los procedimientos generales del consultorio. Si lo que escucha le causa una buena impresión, arregle una entrevista en la que pueda conocer al médico y hacer algunas preguntas adicionales. Sería más conveniente realizar esta entrevista por teléfono. A continuación, encontrará información clave sobre la cual puede preguntar y que puede considerar durante la primer entrevista:

Aquí le brindamos algunas preguntas claves que debe hacer durante su primer encuentro:

  • ¿A qué escuela de medicina asistió? ¿Dónde realizó la capacitación de posgrado y la residencia? (Los directorios médicos de varias bibliotecas públicas, como el Directorio de Especialistas Médicos [Directory of Medical Specialists] y el Directorio Médico Estadounidense [American Medical Directory], también pueden servir de ayuda para responder estas preguntas).
  • ¿Cuáles son los cargos hospitalarios actuales del médico? Si fuera necesario hospitalizar a su hijo, ¿dónde lo ingresarían?
  • ¿Está bien ubicado el consultorio del pediatra? ¿Es de fácil acceso en automóvil o en transporte público?
  • Los horarios de atención ¿son convenientes para sus horarios personales? Si usted es un padre que trabaja, es posible que prefiera los horarios por la tarde o durante el fin de semana.
  • ¿Cuál es la política del médico acerca de recibir y devolver llamadas telefónicas? ¿Hay un enfermero en el consultorio que pueda responder preguntas de rutina? Lea el artículo: Cuándo hay que llamar al pediatra.
  • ¿El médico se encuentra en un consultorio grupal conformado por otros médicos? ¿Hay otro médico que lo reemplace en ocasiones? ¿Quién se encarga de las llamadas telefónicas cuando el consultorio está cerrado o durante las vacaciones?
  • ¿Nota un interés genuino por parte del médico en los problemas de su hijo, incluidos los trastornos de salud particulares que pueda tener?
  • ¿El médico y el personal del consultorio le parecen cordiales y educados? ¿Demuestran compasión y paciencia? ¿O siente que lo apuran en el consultorio, como si el médico estuviera ansioso por pasar al próximo paciente?
  • ¿Cómo se manejan las visitas por enfermedades agudas? ¿Puede programar una cita con poca anticipación si su hijo necesita ver al pediatra debido a un dolor de garganta o a una  posible infección del oído, por ejemplo?
  • ¿El médico se expresa de manera clara, con un lenguaje llano (sin usar la jerga médica), para explicar las enfermedades y los tratamientos? ¿Se esfuerza por asegurarse de responder todas sus preguntas?
  • ¿Cuáles son los honorarios habituales del médico para las vistas por enfermedad, los exámenes de rutina y las vacunas? ¿Cuál es la política del consultorio acerca del procesamiento de los formularios del seguro? Lea el artículo: Conozca los costos compartidos: Deducibles, copagos & coaseguro.
  • ¿En qué programas de atención médica administrada participa el médico?
  • Si su hijo llegara a desarrollar una enfermedad compleja que requiriera la atención de uno o más especialistas, ¿ coordinará su pediatra la atención entre todos los médicos que brinden tratamiento? Lea el artículo: El hogar médico de su hijo: Lo que necesita saber.

Información adicional:

Última actualización
8/26/2015
Fuente
American Academy of Pediatrics (Copyright © 2010)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Facebook Twitter Google + Pinterest